•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El déficit fiscal del gobierno de Panamá en el primer semestre de 2013 fue US$1,195.3 millones, lo que significó un incremento del 25.7% con respecto al mismo periodo de 2012 (US$950.6 millones), informó ayer el ministro panameño de Economía y Finanzas, Frank De Lima.

El déficit presupuestario de los primeros seis meses de 2013 representan un 2.9% del Producto Interior Bruto, PIB, mientras que en el primer semestre de 2012 fue de 2.6%, detalló De Lima a los periodistas en una conferencia de prensa.

“El primer semestre (época seca) del año se aprovecha para adelantar las obras físicas que se llevan adelante, por ende, se genera mayor facturación de los mismos en comparación al segundo semestre”, explicó el jefe de las finanzas públicas panameñas.

Precisó que los ingresos totales en la primera mitad de 2013 crecieron en US$212 millones con respecto al mismo periodo de 2012, lo que representó un incremento de 7.5%.

Los ingresos fueron de US$3,043 millones en comparación a los US$2,831 millones en 2012 en el mismo periodo, ahondó.

Sobre los ingresos corrientes del gobierno se experimentó una variación positiva de 119,5 millones de dólares en el primer semestre, con ingresos de US$2,945.1 millones en comparación a los US$2,825.6 millones en 2012.

En cuanto a los gastos de capital del Gobierno central, los mismos aumentaron en 14% comparado al primer semestre de 2012, llegando a la cifra de US$1,956 millones, un aumento de casi US$240 millones, debido a los proyectos de inversión pública que se realizan.

 

Más gastos

También aumentaron los gastos corrientes con un monto de US$2,282.1 millones, 10.5% más con respecto al 2012.

En tanto, el Sector Público No Financiero registró en la primera mitad del año un déficit equivalente al 2% del PIB, tras registrar ingresos totales por US$4,507 millones y gastos totales por US$5,307.7 millones.