•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Centroamérica representa un “mercado moderadamente atractivo” para la Unión Europea, pero tiene gran importancia geopolítica, dice Rubén Nájera, coordinador técnico del Sistema de la Integración Económica Centroamericana, Sieca.

De cara al Acuerdo de Asociación, AdA, en vigor desde el 1 de agosto, los países centroamericanos deben “fortalecer” sus sistemas nacionales de calidad y facilitar el tránsito de mercancías en las aduanas, agrega.

¿Cuáles son los grandes temas que debe tomar en cuenta la región centroamericana para aprovechar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea?

El tema de la calidad y las medidas sanitarias y fitosanitarias estuvo presente desde las etapas preliminares de la negociación. Hubo un ejercicio que se llamó una evaluación conjunta entre ambas regiones que identificó cuáles eran los temas álgidos que se iban a enfrentar en la negociación.

Dos o tres temas, de los que llamamos los nuevos temas, surgieron como cruciales. Uno es el de la propiedad intelectual, particularmente por el aspecto de las ubicaciones geográficas, es un tema poco tratado para Centroamérica, pero sumamente importante para la comercialización de productos europeos. Otro era el tema de los sistemas de calidad que se aplica particularmente a la industria, pero es en general a la gestión y el tema de la aplicación de las medidas sanitarias y fitosanitarias.

La región es un istmo y como istmo es un canal de comunicación entre las dos grandes placas continentales zoológica y biológicamente, es probablemente el puente por el cual pasan muchos problemas. Eso ha hecho que los países a lo largo de su historia hayan tomado muchas medidas y hayan sido muy cuidadosos en preservar sus territorios.

¿Cómo se ha preparado la región en estos temas?

La región se empezó a preparar de distintas formas, a nivel nacional y a nivel regional nos beneficiamos del Programa de Apoyo a la Calidad y a la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, un proyecto de mayor entidad que ha financiado la Unión Europea, que apoya y complementa otros esfuerzos nacionales.

El mercado europeo es particularmente exigente, ¿qué tantos requisitos cumplen o deben cumplir los centroamericanos?

El mercado europeo es uno de los más exigentes en términos de requisitos de calidad, de inocuidad de alimentos y productos, y ejerce el control de esa calidad a través del mercado y del consumidor. Hay muchas exigencias para los productos que entran a Europa y eso significa normas y niveles más elevados de los que usualmente están acostumbrados los exportadores (centroamericanos). Para poder cumplir esos requisitos tenemos que fortalecer los sistemas nacionales de calidad, orientarlos en ese sentido, pero sobre todo tenemos que sensibilizar y capacitar a los usuarios potenciales para que entiendan esos niveles de exigencia y los requisitos que tienen que cumplir.

¿De qué dependerá el éxito de esta nueva dinámica comercial entre Centroamérica y la Unión Europea?

En estos temas y en todos los temas, el éxito se obtendrá de una buena dosis de conocimiento de ambos mercados. Yo le estoy hablando nada más desde la perspectiva de este proyecto de la parte de exportación y accesos a mercados, pero también hay una parte de importación, van a venir productos europeos, y es importante que Centroamérica sea un mercado integrado para la escala que ellos necesitan, y para que funcione es necesario que los productos europeos puedan circular a lo largo de la región con todas las garantías de facilidad, sin hacer complejas las importaciones.

Para eso será crucial el tema de la unificación aduanera, ¿cómo se está trabajando este esfuerzo?

Estamos en un proceso de facilitación comercial, mientras tanto, se trabaja en la convergencia de los acuerdos comerciales. La unión aduanera no se concreta automáticamente.

El uso del comercio electrónico ayudará en este tema…

El comercio electrónico permite la facilitación de la documentación antes del paso en concreto y eso tiene que ayudar a facilitar el tránsito a través de las aduanas... hay documentos como el Fauca (Factura Única Aduanera Centroamericana), la Declaración Única Centroamericana y hay el compromiso pedido dentro del Acuerdo de Asociación de contar con un documento único electrónico que permita precisamente el tránsito de todas las mercaderías por las fronteras.

¿Esto fortalecerá la integración económica que tanto ha buscado Centroamérica?

La ventaja que tiene la integración con el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea es que es un acuerdo de región a región. Efectivamente, los países negocian como un bloque contra otro bloque de países y eso es algo único en la historia. Es la primera vez que algo así ocurre y obliga a que los países adopten instituciones políticas comunes en relación con la Unión Europea, para garantizar que el acuerdo va a funcionar.

¿Qué tan importante podría ser el mercado de Centroamérica para la Unión Europea?

Es moderadamente atractivo diría yo (ríe).

Son asimétricamente diferentes…

Somos un mercado de 40 millones de personas. Pequeño. Pero además, es afectado por indicadores socioeconómicos que limitan el tamaño real de ese mercado… pero no hay que olvidar otros elementos geopolíticos. Somos un istmo, por lo tanto somos un puente no solo entre las dos Américas, sino entre los dos océanos y los avances que se están dando en la región significa un potencial muy grande de tránsito, de crecimiento de servicios e inversiones y de apoyo logístico.

 

¿Quién es?

Rubén Nájera es un ingeniero con especialización en proyectos. Cuenta con un postgrado en Administración de Desarrollos en Canadá, y su trayectoria profesional en la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, Sieca, data desde hace más de 30 años.

Nájera es un guatemalteco que se considera nicaragüense de corazón. Actualmente es coordinador técnico del Programa de Apoyo a la Calidad y a la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias del Sieca.