Massiell Largaespada E.
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes de los sindicatos pidieron ayer que dentro de las próximas negociaciones por la reforma a la Ley de Seguridad Social, se incluya una revisión del pago de US$90 millones anuales que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, otorga a las clínicas previsionales.

Roberto González, dirigente de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, también pidió crear una nueva reglamentación para mejorar la atención y la calidad del servicio de las clínicas previsionales, así como crear una Intendencia de la Seguridad Social.

Luis Barbosa, de la Central Sandinista de Trabajadores José Benito Escobar, refirió que estos temas deben ser parte de la discusión alrededor de una reforma integral al sistema del Seguro Social.

El sindicalista aseguró que en el 95% de esos centros médicos hay una pésima atención que no se corresponde con el pago que reciben las clínicas previsionales por los servicios que brindan a la población.

Además, indicó que el Seguro Social debe dar a conocer el listado de los medicamentos a los que tienen derecho los asegurados.

“Nosotros pedimos un mejor servicio. Hay que revisar cuál es el per cápita y cuál es el servicio que nos dan. Hasta hoy la pésima atención es un reclamo de todos los afiliados del INSS. Cuando pedimos atención especializada se tardan hasta un año para que te atienda un especialista”, indicó Barbosa.

Austeridad

Por su parte Roberto González, de la CST, propuso implementar un plan de austeridad en la administración del INSS, “sin afectar la estabilidad laboral y los beneficios del convenio colectivo para los trabajadores”.

Barbosa también consideró que es necesaria una revisión de las inversiones que realiza la entidad aseguradora, para lo cual los sindicalistas pedirán la creación de una Intendencia de la Seguridad Social, cuya función sea fiscalizar el quehacer de la institución.

El Gobierno anunció la semana pasada que las negociaciones para discutir una reforma a la Ley del Seguro Social, en la que participarán el sector privado y los sindicatos, arrancará en la segunda semana de septiembre.

Los sindicatos y el sector privado no descartan un aumento en la tasa de cotización obrero-patronal, ya que el asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, solamente enfatizó que el Gobierno no afectará el tiempo de cotización ni la edad de jubilación, que corresponden a 750 semanas y 60 años, respectivamente.

Cadin busca saber del INSS

Alfonso Silva, representante del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, en la junta directiva del INSS, se reunirá el próximo lunes con los miembros de la Cámara de Industrias, Cadin, para presentar la situación actual de esa entidad, confirmó ayer José Adán Aguerri.
Aguerri, presidente de Cosep, aseguró que el encuentro surgirá como parte de una invitación que realizó Cadin a Silva, para abordar diferentes puntos alrededor del INSS.