AP
  •  |
  •  |
  • AP

Las bolsas de valores de América Latina repuntaron el lunes considerablemente ante la noticia de los esfuerzos coordinados en Europa y Estados Unidos para reforzar el sistema bancario, en tanto que el peso mexicano se estabilizó un poco.

Las acciones en Brasil y Chile ganaron terreno mientras sus respectivos gobiernos tomaban pasos para apoyar a sus bancos y exportadores. El golpeado peso mexicano recuperó parte de su valor después de que el Banco de México efectuó una subasta récord de reservas.

El índice Bovespa de Brasil avanzó 14,7% para cerrar a 40.829 puntos, tras haber perdido un 20% de su valor la semana pasada.

El IPC en México ascendió 11,01%, a 22,095 unidades, mientras que en Santiago de Chile, el IPSA ganó 12,5% hasta ubicarse en 2,364. El índice peruano IGBVL avanzó 13,7%, a 8.668 puntos. Los mercados de valores de Argentina y Colombia estuvieron cerrados por un feriado nacional.

El banco central de Brasil moderó las normas de reserva el lunes, alegando que daría como resultado una inyección de 45.500 millones de dólares en su sistema financiero el próximo mes. Es la sexta vez en un mes que el banco central cambia los requisitos de reserva para los bancos, dándoles más liquidez para pagar deuda y para extender préstamos.

Los gobiernos europeos indicaron el lunes que concedían casi 2.000 billones de dólares para proteger a los bancos del continente a través de garantías y otras medidas de emergencia, lo cual impulsó a los mercados.

Además, el gobierno de Estados Unidos anunció que estudiaba vías para asumir la propiedad parcial de algunos bancos.

Entretanto, el peso mexicano cerró el lunes con una apreciación de un 5,4%, luego de un fin de semana en el que gobiernos y organismos internacionales anunciaron medidas para enfrentar una crisis financiera mundial.

Después de que la semana pasada el peso se depreció en niveles históricos, la moneda mexicana concluyó la jornada en 12,40 por dólar frente al 13,12 por divisa estadounidense del cierre del viernes, según el Banco de México.

El Banco de México intervino la semana pasada para contener la caída de la moneda y en tres días subastó el 10% de sus reservas internacionales. Además, anunció que sacaría a la venta 400 millones de dólares cada vez que el tipo de cambio se deprecie más de un 2%.

Como lo había anunciado, el banco central convocó el lunes a tres subastas para vender esos 400 millones, pero fueron declaradas desiertas por falta de postores.

"De algún modo el respaldo que se dio al haber hecho este movimiento excepcional (en las subastas), pudo tranquilizar (el mercado de divisas) por lo menos hasta ahora", dijo el lunes a la AP Mario Copca, analista de la consultora mexicana MetAnálisis.

"Se ha percibido que en realidad se está dispuesto a utilizar las reservas para hacer frente a este tipo de choques", añadió.

El peso fue una de las principales monedas más afectadas a nivel mundial la semana pasada cuando los inversionistas se refugiaron en el dólar y las empresas estadounidenses retiraron sus bienes de sus subsidiarias mexicanas.

El Banco Central brasileño subastó 494,5 millones de dólares en el mercado cambiaro con contrato de retribución de los dólares en un plazo determinado. Al final de la jornada el real se valorizó 7,3% a 2,14 por dólar.

En Chile, el gobierno anunció que estaba destinando 850 millones de dólares en créditos para ayudar a los exportadores y pequeños negocios a enfrentar la crisis internacional.

El ministro de Finanzas Andrés Velasco dijo que el gobierno también subastará 700 millones de dólares en fondos del Tesoro a los bancos locales para darle liquidez al mercado.