•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Tragos, comida o baile? ¿Gusta caminar bajo una hermosa luna llena en una vía peatonal? Granada, la ciudad colonial de Nicaragua por excelencia, ha ampliado su oferta turística nocturna y en los restaurantes usted puede encontrar comida típica o mediterránea, escuchar música en vivo en la famosa calle La Calzada, o danzar en las más populares discotecas.

Los negocios que ofrecen productos y servicios a precios módicos pertenecen a nacionales y a extranjeros de España, Italia u Holanda, por ejemplo, lo que ha dinamizado la vida nocturna en Granada, visitada por el 25% de los foráneos que llegan a Nicaragua, según cifras oficiales.

La oferta turística nocturna incluye los centros de diversión El Boricua, Inuit Kayak y Granada Beach, y las discotecas César Disco Bar y Weekend, todos muy frecuentados. Y aunque el mayor movimiento ocurre la noche de los jueves, viernes y sábados, como esta de hoy, el resto de la semana conserva cierta energía.

Ese ambiente atrajo al español Fernando Moro y a su pareja, quienes en 2011 llegaron como voluntarios de un proyecto educativo en un barrio de la periferia de Granada. Cuando estaban de regreso en su país, decidieron volver a La Gran Sultana para abrir “Kedeke”, un bar y restaurante que ubicaron en la popular calle La Calzada.

“En España la situación económica está malísima, antes de regresar a Granada, fuimos a Perú, Ecuador y Colombia, pero vimos que allá el turismo está más desarrollado y debido a eso hay menos opciones para trabajar. Nos decidimos por Granada porque aquí tenemos amigos y porque existe un gran potencial turístico como en pocos lugares de Latinoamérica, además que se puede invertir con poco dinero”, dijo Moro.

El negocio arrancó hace poco más de un año y la experiencia –dice Moro– ha sido buena.

“Nosotros no nos quejamos, aunque tampoco nos vamos a hacer ricos, lo importante es que hay movimiento, sobre todo porque los precios son accesibles, aquí no se paga más de US$10 por un plato (de comida)”, afirmó.

En este lugar el visitante encuentra una variedad de platos a base de pescado, pollo y carne roja, cuyo precio promedio es de C$180, aunque la especialidad de la casa es la paella mixta, a C$240 por persona, es decir, menos de US$10.

Las mesas de “Kedeke”, como las de la mayoría de los negocios de esta calle, lucen llenas. Olga Corrales y sus amigos viajaron desde Managua para pasar un rato “tranquilo”. Dice que el ambiente es bueno para conversar y relajarse luego de una estresante semana de trabajo.

“Queríamos salir de Managua y del estrés del trabajo. Granada es la opción perfecta para eso, nos gusta mucho”, comentó.

La Calzada

La Calzada, una vía peatonal con una extensión de 800 metros y va desde la Iglesia Catedral hasta el Malecón, es el principal referente turístico dentro del centro histórico de la ciudad. En este lugar funcionan 14 sitios para alojamiento, también 24 bares y restaurantes, y cinco tour operadoras.

En junio pasado las autoridades de turismo en coordinación con el Banco Interamericano de Desarrollo invirtieron C$35.56 millones para ampliar la vía hasta el Malecón, y rehabilitar la Plaza Dariana y el Parque Azul, frente al lago Cocibolca.

En esta dinámica zona está el Café de los Sueños, un local abierto hace ocho meses por una pareja de canadiense y mexicana que ofrecen comida mediterránea, vegetariana e internacional en un exclusivo ambiente.

“Garantizamos productos frescos y de alta calidad adquiridos directamente desde el productor, sin intermediarios. Ofrecemos entradas como garbanzos, hummus, platos de queso y de frutas que están teniendo muy buena aceptación”, expresó su propietaria Malena Ortiz Escobedo.

El lugar es frecuentado por extranjeros que buscan un ambiente tranquilo y elegante a la vez y, por supuesto, comida de buena calidad.

“Estábamos cumpliendo con un trabajo en Granada y ahora que ya terminamos quisimos venir a nuestro lugar preferido, nos gusta mucho, las personas que atienden son simpáticas y la comida es muy, muy rica y también saludable”, concordaron los holandeses Geertje Vander Pas y Yoost Van Duin.

En el sitio, los turistas pueden escoger pescado con salsa de pesto, rollo de pollo con salsa de gorgonzola, zucchini con queso ricotta y espinacas o platos de quesos, entre otros.

Otras opciones

Quienes buscan un lugar alejado de La Calzada, en el bar y restaurante “La Hacienda” encuentran una buena opción. Su propietario, el holandés Ivo Schmets, dice que ofrecen un espacio agradable para la conversación y una vista hermosa a una de las joyas arquitectónicas de Granada: la iglesia de San Francisco.

“Aquí ofrecemos comida estilo tex-mex, carnes a la parrilla, lomo de cerdo y churrasco muy bien preparados, los precios son accesibles, creo que por eso vienen muchos nicaragüenses, y ahora también estamos viendo bastante turistas extranjeros en los meses que antes no veíamos por la temporada baja. Tenemos una clientela fija y afortunadamente nos va bien”, aseguró.

La delegada del Instituto Nicaragüense de Turismo, María Victoria Martínez, manifestó desde el 7 de junio pasado que las Noches de Serenatas también forman parte de la oferta de entretenimiento nocturno.

Las serenatas están programadas cada 15 días en la plazoleta de la iglesia de Guadalupe y buscan promover el arte y la cultura local.

“Queremos que los extranjeros conozcan nuestro patrimonio y que los nicaragüenses no nos olvidemos de esa herencia. Este próximo viernes que toca las Noches de Serenatas podremos disfrutar de la presentación artística del grupo folclórico Xalte-Coxilt, del grupo musical Mancotal y de la Rondalla de Marimba Nicaragua Mía”, explicó.

Bailes

Para bailar hay que tomar un taxi hasta el centro turístico “Lorenzo Guerrero”. Aquí encontrarán el César Disco Bar y Weekend, dos discotecas autorizadas por el Intur, además de El Boricua, Inuit Kayak y Granada Beach, los cuales regularmente ofrecen música en vivo.

El paisaje que ofrece el lago Cocibolca y el agradable clima de la noche es perfecto para la distracción y para la inversión, reconoció el holandés Robert Hof, cuyo hijo es propietario de Weekend.

“Tenemos dos años de estar en Granada y estamos encantados porque es una ciudad muy linda y privilegiada. Lo que Nueva York es para Estados Unidos, Granada lo es para Nicaragua, es un espacio abierto para cualquier tipo de gente”, comentó.

Hof siente particular atracción por la costa del lago, un lugar que dice es una joya desconocida.

“Esta costa es una joya desconocida en un país todavía desconocido. Hace falta desarrollarlo y aprovechar al máximo todo lo que guarda”, resaltó.

La afluencia al centro turístico es mayoritariamente de granadinos y de visitantes que provienen de Masaya, Managua y Carazo, como Juan Carlos Obando, sus familiares y amigos, que esta noche llegaron desde Jinotepe para disfrutar del baile y las mezclas electrónicas en Weekend. Un pequeño porcentaje de los visitantes son extranjeros.

 

Sin agenda cultural

El historiador y vicepresidente de la Asociación de Tour Operadoras de Nicaragua, Aturnic, del capítulo Granada, Fernando López, señaló que esta ciudad debe promocionar el arte y la cultura.

“Es importante que logre crear un calendario anual de actividades culturales para captar otros segmentos turísticos nacionales y extranjeros”, dijo.

“No puede ser que estemos al influjo de las temporadas altas y bajas. Granada tiene las posibilidades de generar actividades a lo largo del año, es una de las ciudades en Centroamérica con mayor potencial para el desarrollo cultural y artístico”, agregó.