•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

VDI es un término que ha adquirido madurez hasta nuestros días y que describe el proceso de separación entre el lugar de trabajo, que incluye información, y programas que se utilizan en la computadora física del usuario final.

El escritorio virtual es almacenado en un servidor central, lo que significa que cuando los usuarios trabajan en su escritorio desde su PC, todos sus programas, aplicaciones, procesos y datos, se almacenan y ejecutan centralmente, permitiendo a los usuarios acceder remotamente a sus escritorios desde cualquier dispositivo capaz de conectarse remotamente: portátiles, Smartphone, tabletas o clientes ligeros.

Tendencias tales como la movilidad y BYOD, por dar un ejemplo, dan lugar a nuevas demandas de los usuarios y nuevos retos para los equipos de TI, lo que impulsa la productividad de los empleados e incrementan la cantidad de dispositivos y la flexibilidad de acceso, pues los usuarios se mueven a un “always on”, a medida que las organizaciones crecen.

Fabricantes de clase mundial como NetApp, Cisco y VMware se han unido para crear una arquitectura de nube única como Flexpod/Expresspod que incluye hardware, software, almacenamiento y comunicaciones con el fin de facilitar el uso compartido, la reutilización y la asignación de recursos dinámicos. Esta arquitectura elimina el riesgo de la transición a una infraestructura de nube y proporciona las capacidades de nivel avanzado que necesita para conseguir el éxito.

Reducción de costos

Reduzca los costos operativos y de capital aumentando la eficiencia energética y reduciendo los requisitos de hardware. Un cliente ligero consume menos del 20% de un ordenador tradicional; ya no será necesario renovar mi flota de PC cada 2 años, porque la inteligencia principal está en el servidor central que con una simple actualización tendrá un ciclo de vida hasta cuatro veces mayor que un PC.

TI más eficiente. Hay mayor control de aplicaciones y de datos, proporcionándolos y gestionándolos de forma centralizada.

Acceso flexible. Permite a los usuarios acceder a sus escritorios conforme lo necesiten. Al contrario que los PC tradicionales, los escritorios virtuales residen en la nube privada o el internet por un túnel seguro.

Experiencia de usuario. Máximo nivel de productividad y comodidad en el lugar de trabajo, en el escritorio, dispositivos móviles o terminal tonta y sin importar si están conectados a una LAN o WAN.

Mayor seguridad. TI podrá aislar las redes en las que los dispositivos de los empleados se autentican para mejorar la seguridad y garantizar que los usuarios solo accedan a lo permitido a través de su máquina virtual, reduciendo el riesgo.

Dentro de las funcionalidades claves de VDI se incluyen: una infraestructura eficiente y permanente con escalabilidad elástica; protección de datos integrada; automatización avanzada y la posibilidad de migrar de forma transparente tanto aplicaciones como datos a lo largo de la infraestructura. VDI es el concepto que se ha vuelto realidad.