•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el mundo los productores están al tanto de los últimos avances en el campo de la tecnología, porque los modernos equipos ayudan a mejorar la competitividad produciendo a menor costo, declaró Eduardo Martínez Silva, presidente de la empresa Agricons S.A.

En Nicaragua, solamente los productores de caña están a la altura tecnológica de países como Brasil, Colombia y México, precisó Martínez Silva.

El arcaico sistema de producción podría sacar del juego a los productores nicaragüenses, si no se ponen al día con las nuevas tecnologías, manifestó.

¿Por qué Nicaragua debe prestar atención a los avances de la tecnología?

No han venido a Nicaragua (los modernos equipos) porque es muy riesgoso, para cualquier comerciante tenerlos en stop, por lo riesgoso que se deriva de lo costoso. El equipo moderno te brinda ahorro, pero en el tiempo y no a lo inmediato.

Lo primero que uno ve es el valor que debe desembolsar para tenerlas (las nuevas tecnologías). El resultado lo vez al primer año de estarlo utilizando. Con el tiempo te das cuenta que es beneficioso contar con ese tipo de tecnología.

Los tractores en Estados Unidos ya no usan operadores, todo es dirigido vía satélite, y antes se debe mapear el terreno y dárselo a conocer al satélite para que le indique dónde va a trabajar y cómo lo hará.

La tecnología va a tener que introducirse por fuerza porque los fabricantes no van a estar haciendo equipos para los países del tercer mundo, van a construir un solo equipo para todas las economías, y todos tendrán que ajustarse a eso.

¿Podrá Nicaragua adaptarse a esas tecnologías?

Va a ser un shock económico tremendo. Uno porque aquí hay productores que no están en condiciones para respaldar créditos de esas magnitudes y comprar esas tecnologías, muchos tendrán que quedar atrás.

Toda la tecnología vieja, antigua, tiende a ser desplazada por la tecnología moderna. Con el tiempo las grandes fábricas están obligadas a adoptarlas.

¿Cómo está Nicaragua en la región en el uso de este tipo de tecnología moderna?

Comparado con los países más cercanos, me atrevo a decirte que estamos en la colita de la tecnología, si partimos de lo que usan los agricultores y ganaderos nicaragüenses.

Un agricultor de Costa Rica y de Honduras trabajan con equipos modernos, aquí todavía estamos usando el buey.

Estamos en la colita porque en Nicaragua no ha habido un empuje a nivel nacional. Debemos cambiar esa mentalidad.

¿Qué tipo de tecnología es la que debemos traer al país?

Cada país tiene una manera de hacer su agricultura y ganadería, pero el comercio internacional nos obliga a que cumplamos reglas para poder vender ese producto, por ejemplo la carne, actualmente, no la compran si no está clasificada.

En la agricultura para que podamos vender un buen arroz debemos tener buenas cosechadoras y buenos equipos para procesar ese grano, si no nuestro arroz, el único que se lo va a comer será el nicaragüense.

El frijol, que está en manos del pequeño campesino lo siembra en las laderas, en otros países está sembrado en superficie plana y el corte se hace mecanizadamente. Aquí todavía aporreamos.

El maní y la caña, son los únicos productos aquí -principalmente la caña- que están casi a la altura tecnológica de Brasil, Colombia, México, todavía estamos, pero vamos caminando.

El arroz está bien atrasado, todavía no hay sembradoras para fango. En Ecuador lo siembran como los chinos, todo el mundo va sembrando plantita por plantita, pero le sacan 150 quintales por manzana y lo siembran pre germinado, aquí todavía tiramos el grano.

Muchas veces, ellos no cuentan con financiamiento…

Uno de los pegones es ese, porque la tecnología es muy costosa y la prenda que tiene, no cubriría en el banco el total, muchos tienen las limitaciones en su techo financiero.

Nicaragua compra yuca a Costa Rica, la sembramos igual aquí, pero tiene más valor aquella porque viene desinfectada, viene cubierta de parafina, comprar un equipo de parafina no es nada del otro mundo.

¿Qué ventaja tendría el productor al adquirir estas tecnologías?

Puede hacer duradero el producto, la leche si la ordeñas a mano, tarda menos tiempo (en descomponerse) que si la ordeñas con máquina.

Hay métodos de conservación que da posibilidad a que lo almacenes por mucho tiempo y no perdés ningún centavo, en todos los productos agrícolas y ganaderos, es lo mismo, se debe tener un sistema de conservación para alargar el plazo de almacenamiento.

¿El país sería más competitivo?

Es cierto que con la tecnología de punta se puede producir a menor costo y se vende más, pero tiene que ver con el costo inicial. En Ecuador un galón de diesel cuesta un dólar, es lo que a nosotros nos cuesta un litro.

La tecnología es cara pero dará mejores resultados. Comparado con algunos países del mundo no somos competitivos, con Centroamérica sí, porque casi tenemos precios semejantes.

¿Qué alternativa tendrían los productores?

Muchos tienen problemas con la propiedad de la tierra, hay mucha tierra ociosa porque no está legal; cuando se legalice la banca tendrá más confianza, porque tendrá una garantía real.

El productor debe tener conciencia que si no hace el esfuerzo por mejorar y tecnificarse en la agricultura y ganadería, no va a tener espacio, su producto será mediocremente barato. En la medida que ellos se queden atrás su producto no va a ser aceptado.

¿Qué país podemos tomar como referencia?

Costa Rica está muy bien, tiene mucha más área electrificada que nosotros, también Panamá, y República Dominicana. Aquí en Nicaragua siempre andan buscando lo más barato, a veces es la mentalidad.

 

¿Quién es?

En 1980, Eduardo Martínez Silva se graduó como Ingeniero Agrícola en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN.

Su experiencia en compañías internacionales como John Deere, y los entrenamientos que ha recibido en Europa, América del Sur y Estados Unidos, lo llevaron a fundar en el 2001 su empresa, Agricons S.A

Además, ha participado en ferias internacionales en China, México, España, Italia, donde se expone todo sobre equipos tecnológicos de punta.