•   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El nuevo director general de la Organización Mundial del Comercio, el brasileño Roberto Azevedo, llamó a los Estados a reactivar rápidamente las negociaciones comerciales globales, en su primer discurso ante los representantes de la OMC.

En este discurso inaugural ante los representantes de los 159 Estados miembros de la OMC, Azevedo, elegido en mayo y quien asumió sus funciones el 1 de septiembre, señaló que está “claro que el sistema está en dificultades” y pidió salir del estancamiento de cara a la cumbre de Bali de diciembre.

“El mundo considera que hemos olvidado cómo negociar. Nos ven como si estuviéramos paralizados. Es esencial que demos un nuevo aliento a las negociaciones (...) El futuro del sistema multilateral de comercio está en juego. Aquellos que tienen más que perder son los más pequeños y los más vulnerables”, afirmó Azevedo durante la sesión, a la que asistió el nuevo ministro brasileño de Exteriores, Luiz Alberto Figueiredo Machado.

Los miembros de la OMC, que fijan las reglas del comercio mundial, iniciaron las negociaciones del ciclo de Doha en una cumbre en Qatar en 2001.

El objetivo era abrir los mercados y suprimir las barreras comerciales, las subvenciones y las tasas excesivas.

Pero las conversaciones se paralizaron rápidamente, debido en parte a las discrepancias entre China, la Unión Europea, India y Estados Unidos. Una conferencia ministerial de la OMC está prevista en Bali en diciembre.

“El mundo no esperará a la OMC indefinidamente. Seguirá avanzado hacia opciones que no serán ni tan eficaces ni tan globales”, advirtió Azevedo en referencia entre otras cosas a la búsqueda de acuerdos limitados entre Estados Unidos y la UE y con 12 países de la región Pacífico.

“Debemos mantener la vigilancia ante el proteccionismo”, añadió el sucesor del francés Pascal Lamy, quien fue director general de la OMC durante ocho años.

Azavedo, cuya elección en mayo demostró el creciente peso diplomático de Brasil y de las potenciales emergentes, tiene un buen conocimiento de la organización con sede en Ginebra, en la que ha representado a Brasil desde 2008.

Estima que unos acuerdos que faciliten el comercio podrían añadir cientos de miles de millones de dólares, incluso más de un billón, al volumen global de intercambios mundiales.

La OMC prevé un crecimiento del comercio mundial del 2,5% este año, una cifra revisada a la baja respecto a su estimación inicial del 3,3%. El crecimiento será del 4,5% en 2014, debido a la lentitud de la reanudación del crecimiento en Europa. En 2012, el crecimiento del comercio mundial fue del 2% frente al 5,2% en 2011.