•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los sindicalistas de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, y el Frente Nacional de los Trabajadores, FNT, se oponen a la propuesta del gobierno de incrementar la cuota que el empleado aporta al Seguro Social, INSS, pero sí se mostraron a favor de aumentar la cuota que aportan las empresas.

Recientemente el asesor económico de la presidencia, Bayardo Arce Castaño, anunció que los trabajadores y los empresarios deben prepararse para un incremento en la tasa obrero-patronal.

“Los trabajadores van a decir no, porque ese aumento en la cuota saldrá de su salario y nosotros queremos dejar sentada de forma clara que no aceptamos ese aumento en la tasa de cotización de los empleados, no así de los empleadores”, señaló Gustavo Porras, Secretario General del FNT.

Costos deben ser compartidos

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, ha dicho que no se descarta ninguna posibilidad de incremento en las tasas de cotización alrededor de la reforma a la Ley del Seguro Social, pero insiste en que los resultados de estas negociaciones no recaerán en costos unilaterales y tendrán que garantizar estabilidad al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, a través de costos compartidos. “Los costos deben ser compartidos” entre gobierno, empresarios y trabajadores, ha insistido Aguerri, quien también ha subrayado en la necesidad de sanear las deudas que el Estado tiene con el INSS.

Actualmente, la cotización al INSS es compartida por empleadores y trabajadores. Los primeros aportan el 16% del salario mensual del trabajador, y los últimos el 6.25% de sus ingresos.   

En tanto Roberto González, Secretario General de la CST, indicó que solo aceptarían un incremento en la cotización al INSS, si se suben los salarios de los trabajadores.

“Si no se logra el consenso para esta reforma, los trabajadores no vamos a respaldar ni a legitimar la misma”, señaló González.

Actualmente, la cotización al INSS es compartida por empleadores y por trabajadores. De su salario mensual, los primeros aportan el 16% los últimos 6.25%.

El economista Mario Arana por su parte manifestó que subir la tasa de cotización de los trabajadores fomentaría la informalidad y restaría competitividad a las empresas.

Los empleadores sí pueden pagar

El dirigente del FNT indicó que sí están de acuerdo con elevar la cuota que pagan los empresarios y que actualmente es del 16%.

“En el sector empresarial la tasa de cotización sale de los costos de producción, además en el artículo 29 de la Ley de Seguridad Social, dice que la cuota de los empleadores se deduce del Impuesto sobre la Renta, IR, entonces al final ellos no pierden”, indicó Porras.

 

Cuota progresiva

Gustavo Porras, Secretario General del Frente Nacional de los Trabajadores, FNT, dijo que uno de los mecanismos que el gobierno debería de utilizar para recaudar más fondos para la seguridad social es hacer progresiva la cuota que pagan los trabajadores de acuerdo con el salario. “Actualmente los trabajadores que ganan C$40,000 pagan una cuota como si ganaran C$37,500, igual ocurre con los que ganan C$60,000, entonces un planteamiento que tenemos es hacer progresiva la cuota, es decir, que se paga el 6.25%, en correspondencia con lo que se gana”, señaló Porras.