•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Apple presentó ayer dos nuevos modelos de su teléfono móvil inteligente, el iPhone 5C y el iPhone 5S, con los que diversifica su oferta de precios y espera ganar cuota de mercado más allá de la exclusiva gama alta en la que se había mantenido desde 2007.

El iPhone 5C, que saldrá a la venta en varios colores, es un dispositivo con pantalla retina de 4 pulgadas y exterior de policarbonato que se venderá a un precio que partirá de los US$99, asociado a contratos con operadoras.

El diseño de un teléfono inteligente más económico y la intención de Apple de estrenarlo en China a la vez que en Estados Unidos indica el propósito de la compañía de Cupertino de posicionarse con solidez en el jugoso mercado asiático, donde su competidor Android campaba hasta ahora a sus anchas.

Por su parte, la gama alta se renueva con el iPhone 5S, que mantiene el diseño de su predecesor pero incluye un procesador de 64 bits que duplica el rendimiento y la potencia de los gráficos, una cámara mejorada y un sensor de huella dactilar con el que se puede desbloquear el teléfono y comprar contenidos y aplicaciones.

El nuevo iPhone 5C es un heredero casi gemelo del iPhone 5: comparten pantalla retina, tamaño, chip, cámara y conectividad LTE, pero su exterior es plástico y de colores: rosa, amarillo, verde, azul y blanco.

Estará equipado con iOS 7 y podrá complementarse con fundas de colores.

Precios

En Estados Unidos, sus precios serán de US$99 (75 euros) y US$199 (150 euros) en sus versiones de 16 y 32 gigas, tarifas vinculadas a contratos de datos con operadoras.