•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua proyecta un repunte de sus exportaciones de carne a Venezuela en lo que resta del año, luego de que en el país Sudamericano se confirmara la existencia de fiebre aftosa.

Esa enfermedad “es un golpe bastante serio” para Venezuela, pero también representa una oportunidad para Nicaragua, declaró ayer Juan Sebastián Chamorro, presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina, Canicarne.

“Nosotros esperamos que en esta segunda parte del año aumenten las ventas” a Venezuela, dijo Chamorro.

Precisó que hasta la fecha Nicaragua ha vendido a Venezuela carne con un valor de US$89.7 millones y ahora pronostican que al cerrar el año la cifra sea de hasta US$160 millones.

Entre enero y agosto, las ventas totales de carne de Nicaragua alcanzaron la cifra de US$240.1 millones, US$27.3 millones menos que en el mismo período del año pasado, de acuerdo con el Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex.

En lo que va del año las exportaciones de carne de Nicaragua a Venezuela han sufrido un descenso del 25%, recordó Chamorro.

Esta semana el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela, Manuel Cipriano Heredia, confirmó que ese país es el único de América en el que se han detectado casos de fiebre aftosa, por lo que no podrán exportar carne y leche.

En un encuentro del sector, el dirigente gremial admitió que en Venezuela el 50% de los productos agropecuarios son importados.

Por otro lado, Nicaragua está libre de la fiebre aftosa, señaló Chamorro, y con el “problema en Venezuela” se espera “vender más carne” a ese país sudamericano, agregó.

 

Vender

“Estamos para tratar de vender lo que se pueda”, dijo ayer Juan Sebastián Chamorro, presidente de Canicarne, al referirse a la venta de carne a Venezuela, país donde existe fiebre aftosa.

Venezuela es el principal mercado de exportaciones nicaragüenses de carne, según cifras oficiales.