•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno informó que el bono solidario que entregan a 160,000 empleados públicos será presupuestado a partir del próximo año, lo que podría dar “oxígeno” al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, indicó el economista Sergio Santamaría.

El Programa Económico Financiero divulgado esta semana por el Gobierno señala en su punto 84 que a partir de 2014 “se incluirá en el presupuesto” el bono solidario “que actualmente se financia con los recursos de la cooperación venezolana”.

Ese bono de C$750 al mes, lo reciben este año empleados públicos con salarios inferiores a los C$5,500, según las autoridades. 

Presupuestar el bono “es bueno para el país, porque (se) está haciendo más transparente el gasto, que es algo que el Fondo Monetario Internacional ha recomendado", declaró Santamaría.

El Bono Solidario, que beneficia a unos 160,000 empleados públicos y que el año pasado sumó US$66.7 millones, provenientes de la cooperación venezolana, será presupuestado a partir de 2014, según indica el Programa Económico Financiero, PEF, divulgado por el Gobierno esta semana.

“A partir de 2014 se incluirá en el Presupuesto del Gobierno central el gasto correspondiente al pago del Bono Cristiano, Socialista y Solidario, que actualmente se financia con los recursos de la cooperación venezolana”, indicó el PEF 2013-2016 en su punto 84.

bono solidario web

El Gobierno nicaragüense comenzó a dar ese bono en 2010, con fondos de la cooperación venezolana, y hasta 2012 el dinero desembolsado llegó a los US$157.6 millones.

El dinero beneficia a los trabajadores del Estado que devengan como máximo C$5,500 mensuales.

Cada bono fue de C$750 al mes el año pasado, según las autoridades.

En 2010 el Bono Solidario sumó US$31.3 millones para los empleados públicos, más US$200,000 para los adultos mayores.

Al 2011, ese bono llegó a los US$59.4 millones y el año pasado marcó los US$66.7 millones, de acuerdo con los informes anuales de Cooperación Externa del Banco Central de Nicaragua, BCN.

Las autoridades nicaragüenses calculan que en la actualidad unos 160,000 empleados públicos reciben el bono. Anteriormente se sumaban 8,000 ancianos, quienes ahora gozan de una pensión de vejez reducida.

FMI

El anuncio gubernamental de presupuestar el Bono Solidario se da previo a la llegada de una misión del Fondo Monetario Internacional, FMI, prevista para la próxima semana.

En distintos momentos, representantes del FMI han solicitado presupuestar la cooperación de Venezuela, que entre 2008 y 2012 fue de US$2,811.9 millones, de acuerdo con el BCN.

Hasta ahora ese dinero ha sido administrado al margen del Presupuesto.

El economista Sergio Santamaría consideró que presupuestar el Bono Solidario será positivo para Nicaragua, que está a las puertas de negociar un nuevo acuerdo económico con el FMI.

“Eso es bueno para el país porque está transparentando más el gasto, que es algo que el organismo ha recomendado para un mejor manejo de las finanzas públicas”, manifestó Santamaría.

Oxígeno al INSS

Añadió que la propuesta gubernamental de incluir el Bono Solidario en el Presupuesto de 2014 significa que ese dinero pasaría a formar parte del salario de los trabajadores que lo reciben.

De esa forma, explicó, las finanzas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, recibirán un oxígeno, porque el aporte del Estado será mayor.

“Eso significaría que a esos trabajadores se les estaría deduciendo esa cantidad para la seguridad social, eso es un aumento que la patronal haría al INSS, estamos hablando de 16% que aporta el empleador”, señaló.

El Gobierno, empresarios y sindicatos se preparan para negociar una reforma a la Ley del Seguro Social, mediante la cual se podría incrementar el aporte de empleadores y trabajadores, que en la actualidad es de 16% y 6.25%, respectivamente.

Por su parte, el Gobierno se comprometió a honrar una deuda que tiene con el INSS, que es de unos US$600 millones, para lo que podría emitir títulos.

Los negociadores han descartado aumentar el número de cotizaciones o la edad de jubilación en las reformas al INSS, que en la actualidad tiene a unos 674,000 cotizantes, a pesar de que en el país hay más de tres millones de personas ocupadas, según el Gobierno.

Por otro lado, Santamaría consideró que presupuestar el Bono Solidario será bueno para los asalariados, pero advirtió que esa decisión podría reflejar que los fondos venezolanos se están agotando.

“Los fondos venezolanos no están teniendo la misma disponibilidad, porque ellos tienen muchos problemas”, opinó.

 

Política salarial

El Programa Económico Financiero 2013-2016, PEF, sostiene que la política salarial del sector público busca corregir los “rezagos históricos”, para lo que será necesario efectuar “ajustes graduales adicionales”.

El propósito, según el PEF, es beneficiar a los “sectores del magisterio, personal de salud y de seguridad ciudadana”.

“Los ajustes salariales se realizarán con base en criterios de productividad y eficiencia, garantizando una evolución de la masa salarial acorde con estos parámetros, de tal manera que los sueldos y salarios del Gobierno central representen el equivalente al 4.6% del PIB en el 2012, y el 4.9% del PIB en el 2016”, señala el PEF.