•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La publicación especializada en comercio e inversiones World Business Reports destacó que el sector minero de Nicaragua es uno de los más dinámicos en Centroamérica y en el Caribe, gracias a su atractivo marco legal e historial productivo.
Nicaragua “está enfocada en ver hacia el futuro, y ha emergido rápidamente como el principal destino centroamericano para invertir en minería”, señaló la publicación europea, en un detallado análisis sobre el sector minero en esta región.
En este país, la minería industrial genera unos 4,500 empleos directos y 9,000 indirectos, con un salario promedio de C$13,712, superior a la media que existe en el país, que es de C$7,190, de acuerdo con la Cámara Minera de Nicaragua. Entre 2006 y 2012 Nicaragua obtuvo ingresos por US$1,259.5 millones por exportaciones de oro, según cifras oficiales.

En el mapa mundial de las inversiones

Nicaragua es uno de los países “más activos y atractivos” para invertir en Centroamérica, en especial en el área de minería, según un análisis de Global Business Reports, una publicación europea especializada en comercio e inversiones.

En su más reciente edición, divulgada en agosto para el diario de Ingeniería y Minería, Global Business Reports indicó que Centroamérica es “una región en ascenso” y destacó a Nicaragua como “el país más grande en la región y también el que tiene la más importante producción histórica de oro, estimada en casi 10 millones de onzas”.

mapa inversiones web

“Por largo tiempo, Nicaragua ha sido sinónimo de inestabilidad y conflictos armados. Ahora, sin embargo, el país está enfocado en ver hacia el futuro y ha emergido rápidamente como el principal destino centroamericano para invertir en minería”, señaló el reporte.

En su análisis la publicación precisó que en 2010 el sector de la minería aportó el 2.2% del Producto Interno Bruto de Nicaragua, pero la cifra tiende a incrementar, tomando en cuenta que el oro podría convertirse en el principal rubro de exportación.

En Nicaragua existen tres grandes distritos mineros: La Libertad (Chontales) y El Limón (León), que son administrados por la empresa canadiense B2Gold.

También está Bonanza (Región Autonóma Atlántico Norte), dirigida por Hemco y comprada recientemente por el grupo colombiano Mineros S.A.

“La adquisición de Mineros S.A. refleja la estabilidad de nuestra economía y también que el Gobierno de Nicaragua tiene las puertas abiertas a los inversores extranjeros”, declaró a Global Business Reports el presidente de Hemco, Sergio Ríos.

Un informe gubernamental publicado en agosto precisó que Nicaragua espera producir 1.18 millones de onzas de oro y 1.43 millones de onzas de plata entre 2012 y 2016.

Las empresas mineras invirtieron en este país US$370 millones desde 2007, para mejorar sus niveles de producción, según indicó Denis Lanzas, vicepresidente de la Cámara Minera de Nicaragua.

En total, Nicaragua tiene concesionados 14,676 kilómetros cuadrados para exploración minera y logró ingresos por US$1,259.5 millones por exportaciones de oro entre 2006 y 2012, de acuerdo con un informe gubernamental.

A pesar de que Nicaragua tiene una larga tradición minera, esa actividad sigue teniendo un gran potencial, expresó Clive Johnson, presidente de B2Gold.

“B2Gold tiene una de sus fortalezas en la exploración y aunque una mina haya empezado a operar desde hace muchos años atrás, no significa que no podamos encontrar más onzas en esa mina”, añadió Johnson a la publicación.

Buen futuro

El director ejecutivo de la agencia estatal de promoción de las inversiones, ProNicaragua, Javier Chamorro, dijo a Global Business Reports que el sector de servicios intenta mantenerse a la par de la expansión que vive la industria minera.

“Con los capitales que se están invirtiendo en el desarrollo de proyectos mineros, moverse a Centroamérica, y en específico a Nicaragua, será una de las mejores oportunidades de inversión a futuro que tendrán las compañías de este sector”, afirmó Chamorro.

El boom de la minería también ha beneficiado a las empresas de la construcción, que ahora proveen equipos y transporte a las compañías que buscan oro y plata.

“Esta industria (minera) representa el 80% de todas nuestras actividades de negocios”, dijo Arlin Emilio Espinoza, gerente general de Espinoza Ingenieros, una empresa constructora.

Por otro lado, la publicación europea explicó que a pesar de los retos, como su falta de infraestructura, Nicaragua está en crecimiento y ha mejorado su clima de negocios.

Mencionó, por ejemplo, la Ley 344, que promueve las inversiones extranjeras y establece una serie de garantías a los empresarios, como la libertad de expatriar capitales y ganancias.

Además, el Doing Business, del Banco Mundial, en su edición 2011, clasificó a Nicaragua como uno de los países de Centroamérica en los que mejor se protegen las inversiones.

De hecho, en el más reciente Índice de Competitividad Global, divulgado por el Foro Económico Mundial, Nicaragua se ubicó en la posición 99 de 148 países analizados, y escaló 16 peldaños respecto al informe de 2011-2012.

“Nicaragua es actualmente la luz brillante de Centroamérica en términos de seguridad, un marco legal estable para la minería y avanza en su infraestructura”, opinó Gregory Smith, presidente de Mining Corp.

 

Competencia

Global Business Reports incluyó en su informe sobre el auge de la industria minera en Centroamérica y el Caribe, a Guatemala, Panamá y República Dominicana.

De Guatemala, la publicación especializada destacó que es la economía más grande de Centroamérica y que en 2012 produjo 400,000 onzas de oro y 8.9 millones de onzas de plata, “más que cualquier otro país de la región”.

Panamá, en tanto, cuenta con un fuerte sector de servicios y su economía ha tomado un nuevo impulso con la ampliación del canal. Las actividades mineras aportan el 1.5% del Producto Interno Bruto de ese país y el oro se convirtió en 2011 en el principal producto de exportación, representando el 13.2% del total.

República Dominicana, en tanto, se sumará a la élite de la minería con la puesta en marcha de dos importantes minas.