•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Lo que nació como un proyecto académico se convirtió en un negocio innovador que llevó a Claudia Marcela Ramírez a ser galardonada por el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, como la Joven Empresaria del Año.

Se trata de Vinica, una fábrica dedicada a la producción de vinos a base de frutas tropicales. En esta entrevista Ramírez cuenta sobre el surgimiento de una idea emprendedora que se convirtió en la base para formar su propia empresa.

Ha sido seleccionada por el Cosep como la empresaria joven del año, ¿qué significa eso para usted?

El Cenami es un centro de apoyo a las Mipymes (micros, pequeñas y medianas empresas) de la Cámara de Industrias, ellos fueron los que me postularon y estoy muy agradecida por su confianza y apoyo en mí. Les extiendo un reconocimiento por su trabajo en pro del desarrollo de las Mipymes. Este premio significa mucho para mí y para mi familia, pues es una gran prueba de que sí se puede alcanzar metas con trabajo duro. Este premio es un enorme compromiso para seguir avanzando y obteniendo más éxitos en retribución a todas las personas que a lo largo de estos años han creído en mí y en el potencial de Vinica. Este premio significa que vale la pena apostar por un emprendedor, y que un emprendedor siempre debe trabajar hasta la saciedad por alcanzar sus sueños.

¿Cómo surgió la idea de crear una empresa dedicada a la producción de vinos naturales?

Surgió como consecuencia de un proyecto de curso que debía elaborar para una clase de tercer año de mi carrera, ingeniería industrial, el cual consistía en la producción de vino a base de una fruta tropical. Luego de aprender en esa clase como elaborar vinos, me pareció que podía ser una buena idea de negocio y decidí hacer muestras piloto con otras frutas.

¿Cuándo nació la empresa?

Nace en diciembre del año 2007. Inicialmente tenía como socia a una compañera de clases, pero posteriormente decidió retirarse del negocio y desde entonces es una empresa familiar.

¿Cuál es la particularidad que ofrece esta empresa y a cuántas personas emplea?

Ofrecemos vinos a base de flor de jamaica, coyolito, piña, melocotón y marañón, conservando el sabor de cada fruta de procedencia y a un nivel de alcohol relativamente bajo, entre un 10 y 12%. Son vinos eminentemente relajantes que conservan las propiedades medicinales de las frutas. Además de la calidad de los vinos, ofrecemos personalizaciones de nuestras etiquetas según el evento o naturaleza del pedido, hemos personalizado la presentación de las botellas para bodas, quince años, obsequios navideños, institucionales y es un servicio que ofrecemos de manera gratuita para los pedidos de ciertas cantidades. Somos muy cuidadosos con la calidad de nuestros productos y nos esmeramos en mejorar cada día. Actualmente trabajamos 5 personas.

¿Cómo fue el proceso de penetración en el mercado?

Inicialmente solo participábamos en ferias, pero a medida que hemos ido mejorando la calidad hemos alcanzado tener algunos distribuidores a nivel local. Actualmente, estamos apostando por captar mayor clientela a través de las redes sociales. Estamos muy contentos con la participación de la gente a través de nuestra página en Facebook, y nos sirve de mucha retroalimentación con lo que el cliente desea, también es ahí donde ponemos nuestro itinerario de degustaciones y promociones.

Las degustaciones las realizamos generalmente en los centros comerciales como Metrocentro, Multicentro y Plaza Inter. En Plaza Inter degustamos nuestros productos todos los viernes, sábados y domingos, lo cual nos ha permitido tener una relación cercana con los clientes. En Multicentro degustamos según la programación que tenga el centro comercial durante 7 días cada mes.

¿Qué tanta aceptación de este producto hay actualmente en el mercado local?

Ha tenido muy buena aceptación en el mercado local, hemos elevado nuestras ventas en un 10% en este primer semestre del año con respecto al 2012. Vemos que poco a poco el vino nacional va tomando cierto auge en la población, ya que tenemos precios competitivos y productos que son deliciosos al paladar.

Con la apertura del mercado europeo a través del Acuerdo de Asociación, ¿ha pensado en la posibilidad de exportar los vinos nicaragüenses?

Es un gran reto exportar al mercado europeo para nosotros y para todas las empresas de vinos, pues Europa es la cuna de la cultura vinícola, por lo cual tienen los estándares de calidad sumamente exigentes, además hace falta a nivel mundial el reconocimiento de los vinos de frutas distintas de la uva. Por esto, desde el 2011 creamos la primera red de vinos de Nicaragua mediante la cual deseamos crear una mayor fuerza productiva y mejorar estándares de producción a través de la creación de la primera norma técnica de producción de vinos a base de frutas tropicales, la cual está actualmente en comité de estudio para su aprobación. De manera que Vinica como parte de esta red tiene mayor oportunidad de llegar a exportar vinos a la región centroamericana inicialmente.

¿Cuáles son las metas a mediano plazo?

Ampliar nuestros puntos de ventas a nivel nacional, participar en eventos como ferias en el extranjero para captar clientes potenciales, exportar a nivel centroamericano, generar empleos y adquirir más maquinaria que permita elevar la calidad.

 

¿Quién es?

Claudia Marcela Ramírez es una joven nicaragüense de 27 años de edad. Es egresada de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, donde cursó la carrera de Ingeniería Industrial.

Es propietaria de la microempresa procesadora y distribuidora de vinos a base de frutas tropicales Vinica, fundada en el 2007 como parte de un concurso de planes de negocio realizado en la UNI bajo el Programa de Atención Empresarial, PAE.

En el año 2010 recibió un curso de liderazgo impartido por Emprendedores Juveniles del Instituto Nicaragüense de Desarrollo y recientemente fue galardonada por el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, como la Empresaria Joven del Año.