elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) aprobó hoy a Nicaragua 120,6 millones de dólares en préstamo para la ejecución del proyecto Central Hidroeléctrica "El Barro", que generará 32,9 megavatios y permitirá ahorrar 18,7 millones de dólares en importación de petróleo.

El presidente ejecutivo del BCIE, Nick Rischbieth, indicó en una declaración escrita que ese proyecto contribuirá a la disminución de la dependencia del petróleo de Nicaragua y al cambio de la matriz energética, de fuentes térmicas a renovables, en Centroamérica.

La central hidroeléctrica "El Barro" está ubicada en la parte noroeste de Nicaragua entre los municipios de El Jicaral (provincia de León) y Ciudad Darío (provincia de Matagalpa) sobre el río Viejo, a unos 95 kilómetros al norte de Managua.

Esa hidroeléctrica utilizará las aguas turbinadas de la planta "Santa Bárbara" y los derrames del embalse "La Virgen" sobre el río Viejo para la generación de energía eléctrica, con una potencia instalada de 32,9 megavatios y una energía media anual de 85,3 gigavatio hora, indicó la oficina del BCIE en Managua en un comunicado.

Según cálculos del BCIE, la generación de energía hidroeléctrica en esa central evitará la importación de petróleo de Nicaragua en 18,7 millones de dólares por año durante la vida útil de 40 años del proyecto, para un total de 748 millones de dólares.

El desarrollo de ese proyecto contempla la construcción de estructuras hidráulicas, civiles y electromecánicas para lograr la producción de la energía, señaló la fuente.

Esas estructuras incluyen la presa, obra de toma, vertederos, túnel de conducción, chimenea de equilibrio, tubería de presión, casa de máquinas, canal de descarga, subestación elevadora, líneas de transmisión, distribución y caminos de acceso, precisó.

Con la ejecución de ese proyecto, el BCIE espera contribuir al cambio de la matriz energética de Nicaragua, de térmicas a fuentes renovables, diversificar las fuentes de generación, y reducir la factura petrolera.

También contribuir a generar menores emisiones de sustancias contaminantes y causantes del efecto invernadero, mejorar la calidad de vida de la población, incrementar la cobertura de electrificación rural y apuntar al desarrollo económico en este país, de acuerdo a la información oficial.

El 52 % de la energía eléctrica que ha consumido Nicaragua en lo que va de 2013 ha provenido de fuentes renovables, y se espera que la tendencia se mantenga hasta final del año, según el Ministerio de Energía y Minas.