•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El mundo está dando pasos agigantados en el desarrollo de investigaciones sobre biotecnologías para agricultura. “Es una práctica que los productores desde hace tiempo están utilizando y que son importantes y muy útiles, por ejemplo, para el control biológico de plagas y enfermedades. Entonces, en términos generales, la biotecnología está avanzando a pasos agigantados”, afirmó Pedro Rocha, coordinador de Biotecnología y Bioseguridad del Programa de Innovación para la Productividad y Competitividad del Instituto Interamericano para la Cooperación de la Agricultura, IICA, en Costa Rica.

¿Cuáles son los avances en biotecnología en el área de agricultura?

Lo primero que hay que decir es que la biotecnología es entendida como una caja de herramientas, basada en la utilización de productos vivos o procesos biológicos, que realmente ha tenido un auge enorme de aplicación en agricultura.

En ese sentido, ¿qué ejemplos concretos se tienen? Con técnicas de cultivo de tejidos se está haciendo limpieza de virus o bacterias, clones de plátanos, clones de yuca, todo lo que es la utilización de células derivadas de plantas para producción de compuestos específicos como medicina humana, fertilizantes orgánicos...

Hay una técnica de la biotecnología que algunos consideran la más importante, aunque es igual que las otras, que es la de transgénicos. En este momento en el mundo hay 170 millones de hectáreas sembradas con transgénicos y todo el continente americano es el productor de más o menos el 80% de esos cultivos.

¿Por qué no se deben de confundir?

La biotecnología tiene muchas herramientas y una de ellas es la transgénesis. La claridad en la utilización de los términos técnicos es fundamental para ayudarle a la gente a entender lo que uno está hablando. Si hablamos de la transgénesis como sinónimo de biotecnología, muchas otras que los agricultores están utilizando quedarían por fuera, porque hay normas que establecen que no se pueden utilizar transgénicos con determinados propósitos.

¿Se está logrando con la biotecnología el propósito de producir más y producir mejor?

Con este sentido amplio de la biotecnología, ciertamente se puede producir mejor. El producir más depende de múltiples factores. Todas las técnicas que constituyen la biotecnología tienen como objetivo producir de manera ambientalmente amigable. Están interesadas en generar metodologías que permitan enfrentarse al cambio climático global.

Los transgénicos ayudan a facilitar algunas labores del campo, por ejemplo, evitar hacer aplicaciones tan constantes de moléculas o plaguicidas. Y eso tiene un impacto ambiental y económico positivo.

Algunos han dicho que con los transgénicos se produce más, pero no hay ninguno que haya sido diseñado para producir más. El efecto de incremento de producción es un efecto indirecto del evento que usted tenga.

¿Cómo llegan las tecnologías de biotecnología a los productores?

Esa pregunta es muy importante en América Latina, porque no solo las biotecnologías sino todas las tecnologías del sector agrícola deberían de llegar a través de los programas de extensión agrícola que tienen los centros de investigación de desarrollo tecnológico.

A comienzo de los noventa, en la mayoría de países de América Latina ese proceso de extensión vinculado a las unidades de investigación se dejó de lado. Se pensó que la responsabilidad debería recaer sobre el sector privado y con el tiempo se demostró que no era lo mejor. Un país que dijo “no” fue Brasil, y otro que dijo “no” parcialmente fue Argentina, y los dos son los que actualmente tienen mejor desempeño en agricultura.

¿Cómo está Nicaragua en el tema de biotecnologías?

Tienen una particularidad, porque hay un centro de investigación, que está en el INTA (Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria). Es interesante verlo porque tienen políticas para el desarrollo de biotecnología. Se nota el compromiso de tratar de desarrollarla para el país, cosa que no es muy fácil, porque existen limitaciones económicas. Lo que sí podemos ver es un interés creciente del gobierno por tratar de dinamizar el sector agrícola y motivar a universidades y centros de investigación para que investiguen.

¿Cómo es el productor, reacio al cambio o anuente a la biotecnología?

El campesino es una persona que aún con todos los problemas es capaz de producir. Entonces, si se da cuenta que hay una opción tecnológica que le sirve, la adopta de inmediato. El problema está en que el agricultor no conoce las opciones que existen.

¿Implica altos costos el uso de biotecnología?

Depende de qué biotecnologías. Si hablamos de las biotecnologías que están utilizando los pequeños productores en Nicaragua, sale prácticamente gratis. Es que han descubierto una manera de utilizar biotecnologías de sus propios productos. Por eso es muy grande la gama de productos orgánicos. Las que son muy costosas son las que están siendo desarrolladas en otros países del mundo.

¿Quién es?

Pedro Rocha es biólogo, con un doctorado en tecnología molecular y biotecnología y un post-doctorado en fitopatología molecular.
Trabajó como funcionario y consultor en distintas áreas del gobierno de Colombia, como la Unidad de Biotecnología del Centro Internacional de Agricultura Tropical, la división de biotecnología del Centro de Investigación en Palma de Aceite y la Dirección Nacional de Planeación de Colombia.
Además, trabajó como especialista en tecnología e innovación del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA, en Colombia, y después asumió su actual cargo de Coordinador del Área de Biotecnología y Bioseguridad del Programa de Innovación para la Productividad y Competitividad del IICA en Costa Rica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus