•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La capacidad de conocer y certificar con precisión el recorrido realizado por un producto, desde su origen hasta su llegada al consumidor final, nació como una necesidad y hoy representa una posibilidad de conquistar nuevos mercados. Los productores nicaragüenses no se quedan atrás y desde hace más de dos años se han dado a la tarea de seguir el rastro de su ganado para poder cumplir con las exigencias de los mercados internacionales, sobre todo de la Unión Europea.

La Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, a través del apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, impulsan la trazabilidad de los ganaderos nacionales por medio del proyecto Trazar-Nic, dirigido por el ingeniero Leonardo García.

“Es que la trazabilidad es como el pasaporte que los europeos exigen para que nuestra carne pueda entrar a su mercado”, señaló el Director Técnico de Trazar-Nic.

¿Desde cuándo inició este proyecto?

El proyecto inició en 2007 con el objetivo de validar la trasferencia tecnológica del software de gestión de trazabilidad a la realidad nicaragüense. Esa fue una primera etapa, ahora en la segunda etapa, estamos trabajando en la expansión de los servicios de trazabilidad.

¿Qué resultados hay hasta el momento?

Hemos registrado alrededor de 13,500 cabezas de ganado y desde que inició el proyecto, en ambas etapas, hemos capacitado a 1,662 productores, los cuales han recibido acompañamiento para el registro de sus fincas y de su ganado.

¿Esto indica que los productores han ido entendiendo la importancia que tiene la trazabilidad?

Exactamente, y nosotros por nuestra parte hemos estado realizando campañas de sensibilización. Hemos sensibilizado a 726 productores y capacitados a 500 mediante charlas de Buenas Prácticas Pecuarias.

¿Este programa de trazabilidad está ligado al que tiene el Ministerio Agropecuario?

Claro, está completamente ligado. Nosotros somos parte de la Comisión de Trazabilidad a nivel nacional y que es dirigido por el Magfor y todas las gestiones que realizamos a los beneficiarios deben de cumplir con requisitos y normas del Magfor.

¿Hasta este momento cuánto ganado se ha identificado?

Según los datos que maneja y ha presentado el Magfor, hasta el momento ya se han registrado unas 400,000 cabezas de ganado y lo que veo es que en el último año la tendencia está creciendo, pero esto se debe a que las alcaldías están exigiendo a los ganaderos que identifiquen el ganado para gestionar las cartas de venta.

¿Pero la trazabilidad no solo es identificar el ganado?

Claro, es el control de los movimientos de esos animales, los registros pecuarios en finca, reportar los movimientos del ganado y sobre todo que esos datos sean perfectamente auditables.

¿Cuánto cuesta a un productor la trazabilidad por cada animal?

Lo que el productor está pagando ahorita es el valor del arete y ese cuesta US$1, pero si quiere que Trazar-Nic le lleve un inventario de su información el valor es de US$1.25 por animal.

¿Han encontrado resistencia al cambio de parte de los productores?

Un poco, pero eso quizás se debe al nivel cultural de los productores, la mayoría son pequeños y medianos con una baja escolaridad. Pero estos han demostrado que con un poco de acompañamiento son capaces de registrar la información básica de su ganado.

¿A este ritmo, en cuánto tiempo podríamos tener trazado todo el ganado?

Para lograr eso necesitamos identificar a los bovinos desde que nacen, en el mejor de los casos los terneros que se identificaron en el 2011, si se lleva todos sus registros, ese animal puede estar trazado en dos o tres años.

¿Entonces podremos exportar carne a Europa?

Sí, pero tenemos que empezar a registrar e identificar desde ahora. Registrar esos animales desde ahora y quizás en dos o tres años, ese producto esté listo para estar en el mercado europeo. Aunque todo ese proceso tiene que ser auditable por los europeos.

¿Quién financia el programa Trazar-Nic?

El Banco Interamericano de Desarrollo, BID, a través del Fondo Multilateral de Inversión, Fomin. Es un fondo de US$340,000, de los cuales el 60% son fondos BID/FOMIN y un 40% fondos de APEN.

 

¿Quién es?

Leonardo García es ingeniero agrónomo, se ha especializado en zootecnia y posee una maestría en Gerencia de Servicios Públicos Agropecuarios. Ha laborado por muchos años en el sector lácteo y ganadero. Fue Secretario Ejecutivo del clúster lácteo de la Comisión Presidencial de Competitividad en el gobierno de Enrique Bolaños. Se desempeñó como Gerente de acopio de la Parmalat y actualmente es el Coordinador Técnico del proyecto Trazar-Nic de APEN.