•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A pesar de que el crecimiento de la agricultura en América Latina y el Caribe ha perdido dinamismo durante el 2013, para el 2014 se esperan condiciones económicas que pueden favorecer el crecimiento de la producción y el comercio agrícola regional.

Son parte de las conclusiones a las que llegaron la Comisión Económica para América Latina y El Caribe, Cepal, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA, en el documento titulado “Perspectivas de la agricultura y la vida rural en las Américas: Una mirada hacia América Latina y El Caribe 2014”.

agricultua de america latina

En el ciclo 2012-2013 la agricultura se ha visto afectada por la desaceleración de la actividad económica global, pérdida de dinamismo del comercio mundial de mercancías, incremento de fenómenos climáticos adversos como sequías e inundaciones e incremento de aparición de plagas y enfermedades en los cultivos, como la roya, afirma el documento.

En la pérdida de dinamismo de la agricultura se notó el peso relativo de la subregión Sur, que fue la que creció a menores tasas durante el 2012. En ese sentido, Brasil cayó 2.3%.

“En el caso del café, se produjo un fuerte rebrote de la roya en Centroamérica, República Dominicana, Perú y Colombia, cuyos impactos negativos se verán a lo largo de 2013 y seguirán presentes durante 2014, con grandes implicaciones económicas y sociales”, menciona el documento.

Según ese documento, el valor de las exportaciones agrícolas de América Latina y El Caribe decreció en 1.8% en el 2012, pero las importaciones crecieron 10%, manteniendo una tendencia creciente que muestran desde 2009.

Agricultura crece en Nicaragua

La agricultura en el país registró un crecimiento de 9.8%, según los resultados hasta julio del Índice Mensual de Actividad Económica, IMAE, del Banco Central de Nicaragua, BCN, que se debió al incremento en la producción de granos básicos, caña de azúcar y otros cultivos.

Sin embargo, no todo es color de rosas en la agricultura, porque uno de los principales rubros agrícolas del país, el café, se ha visto muy afectado este año por distintas razones. Según el IMAE, la caída del café fue de 26.4 por ciento, sufriendo una desaceleración de 2.4 puntos porcentuales con relación a junio pasado.

La caña de azúcar es uno de los rubros que más ha crecido este año, 31.8 por ciento, debido principalmente a la incorporación de nuevas áreas de siembra por parte de los ingenios. Mientras tanto, la producción en granos básicos registró un crecimiento de 9.8% respecto a julio de 2012.

Otros productos, entre los que se encuentran banano, oleaginosas y tabaco, experimentaron un crecimiento de 13.1%.

Upanic con los mismos cálculos

Manuel Álvarez, directivo de la Unión de Productores Agrícolas de Nicaragua, Upanic, manifestó que los datos del BCN no andan muy distantes de las proyecciones de crecimiento de la agricultura que mantienen los productores, que aspiran ascender al 10 por ciento al finalizar este año.

Los productores tienen muchas expectativas en la siembra de frijol negro que está impulsando el Gobierno, a través del Ministerio de Economía Familiar y Comunitaria, afirmó Álvarez. Este año se espera que la producción de frijol negro sume 344,900 quintales para exportación, especialmente a Venezuela.

Inclusión de “agricultura familiar”

Las tendencias de crecimiento para el 2014, recomienda el informe conjunto de la Cepal, FAO e IICA, se deberán apuntalar con políticas dirigidas no solo a mejorar los rendimientos y la competitividad de la agricultura comercial, sino también a potenciar el desempeño productivo y la inclusión exitosa de la “agricultura familiar” en cadenas de valor.

“La agricultura familiar es la actividad económica con mayor potencial para aumentar la oferta de alimentos de América Latina y El Caribe, reducir el desempleo y sacar de la pobreza y la desnutrición a la población más vulnerable de las zonas rurales”, opinó el director general del IICA, Víctor Villalobos.

Mientras tanto el representante regional de FAO para América Latina y el Caribe, Raúl Benítez, agregó que “es indispensable fomentar la innovación y generación de tecnología, así como promover la inclusión de la agricultura familiar en las cadenas de valor y la retención de los jóvenes en el campo”.

Ese documento contiene once capítulos en los que se abordan el contexto macroeconómico de la región, de la agricultura, de la ganadería, de los bosques, de la pesca y la acuicultura, el bienestar rural, las políticas públicas e institucionalidad y la agricultura familiar en El Caribe, Centroamérica y Sudamérica.