•   Juigalpa, Chontales  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un centro turístico integral que ya fue construido y que cuenta con hotel, restaurante, discoteca, sport bar, parqueo, piscina, sala de conferencia, será iluminado en un 100 por ciento con energía renovable y la convencional será utilizada solo para el funcionamiento de los aires acondicionados y abanicos, dijo el empresario Arnoldo Castrillo, un ciudadano americano-nicaragüense, quien junto con su familia, acaba de repatriarse en el país, específicamente en la ciudad de Juigalpa, donde puso todo su capital de trabajo en ese complejo turístico.

Además, comentó que el servicio del agua caliente para las habitaciones del hotel será 100 por ciento recuperada y reciclada del sistema de enfriamiento.

La obra está ubicada del puente “El Santuario”, 5 cuadras al sur de Juigalpa.

Castrillo, de 54 años, quien desde los años 80 se había ido a los Estados Unidos en busca de una mejor vida, hace 6 meses, regresó al país, debido a que desde hace 8 años viene invirtiendo todo su capital de trabajo y el de su familia (esposa e hijos) en el complejo turístico integral que ya finalizó su construcción pero que no ha comenzado su funcionamiento por las trabas que ha tenido en algunas instituciones del Estado.

El ciudadano americano dijo que el complejo turístico que es un esfuerzo económico de toda su familia, anda por el orden de más de US$1 millón y que para ahorrar será iluminado con energía renovable.

Asimismo, contó que para poder construir todo ese proyecto turístico, inicialmente cuando llegó a vivir a la ciudad de Miami de los Estados Unidos, tuvo que trabajar duro y a la vez estudiar varias carreras para obtener un buen trabajo que ganara mejor y poder ahorrar.

Detalló que el primer lote de terreno lo compró en el año 2004 y en el 2006, abrió “Café Iguana”, el cual es una discotec y restaurante que fue remodelado y que formará parte de todo el complejo turístico integral.

Hotel con 22 habitaciones

El nuevo hotel que tendrá el nombre de “Santa María” del complejo turístico contará con 22 habitaciones con sus respectivos baños e inodoros, televisión por cable, etc., mientras que el sport bar tendrá el nombre de “Garrobo”. Ahí habrá diversos juegos para jóvenes y adultos.

Castrillo afirmó que lo que busca con la inversión del proyecto no es hacerse rico sino vivir bien, en paz con su familia y aportar a la sociedad.

“Es mi patria, mi país, mi gente y por eso regresé con mi familia”, dijo el empresario, quien asegura que hay que luchar y perseverar para conseguir lo que se quiere.

Consideró que Nicaragua y específicamente Juigalpa tiene un potencial grande para desarrollar el turismo, pero que para eso hay que invertir más.

Según él, con su proyecto turístico generará alrededor de 12 empleos directos y numerosos indirectos.

Contó que la especialidad del restaurante será carne a la parrilla.

“Me gusta más el negocio, la creatividad, diseñar, resolver y organizar”, finalizó Castrillo, al referirse el porqué decidió invertir en ese proyecto turístico.

Por su parte, Manuel Flores, presidente de Cantur en esta ciudad, dijo sentirse orgulloso por la construcción del proyecto que viene a desarrollar el turismo en la ciudad y, además, aseguró que es el primero en la ciudad de Juigalpa donde las luminarias funcionarán con energía renovable.

El área de construcción del nuevo complejo turístico es entre 25 mil y 30 mil pies cuadrados.