Ricardo Guerrero Nicaragua
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las donaciones de fuentes externas que recibió Nicaragua en el primer semestre de este año sufrieron una reducción de US$6 millones, al contabilizar solo US$111 millones frente a US$117 millones que el país recibió en el mismo periodo de 2012, según datos del Banco Central de Nicaragua, BCN.

El sector público recibió donaciones por US$82.8 millones en el primer semestre, lo que representó una disminución de US$5.6 millones con respecto al mismo periodo de 2012, cuando el sector captó US$88.4 millones.

Wálmaro Gutiérrez, Presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, indicó recientemente que esto obedece a que la economía de los países europeos y de los Estados Unidos, principales cooperantes de Nicaragua, pasa por una etapa bien “crítica”.

“Estamos en un entorno económico internacional adverso y es una realidad que la crisis económica nos va a terminar afectando y por eso hemos venido realizando grandes esfuerzos a través de las reformas fiscales para que poco a poco nos vayamos haciendo cargo de nuestro país”, señaló el legislador.

El mayor monto de las donaciones para el sector público provino de fuentes bilaterales, destacándose Japón como el principal donante bilateral, seguido de China, Alemania y Luxemburgo. Entre los principales donantes multilaterales para este sector sobresalen la Unión Europea, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Según la información proporcionada por el BCN, el 45% de las donaciones al sector público fueron destinadas al sector social, salud, educación y servicios sociales y el 28% para infraestructura económica.

EE.UU., principal donante

Hasta el primer semestre de este año, el sector privado había recibido US$28 millones, de los cuales US$12.3 millones provinieron de los Estados Unidos, seguido de la Unión Europea con US$4.5 millones, España y Holanda con US$4.2 y US$3 millones respectivamente.

Según el informe del banco emisor, las donaciones que Estados Unidos realizó al sector privado fueron dirigidas fundamentalmente a ONG y asociaciones políticas, mientras que España, Finlandia y Holanda dirigieron sus recursos a proyectos sociales.