•   Estrasburgo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Comisión Europea (CE) aseguró ayer que sigue comprometida con impulsar un acuerdo de inversión con China, cuyas negociaciones podrían iniciarse formalmente en la cumbre que se celebrará el 21 de noviembre entre la UE y ese país en Pekín.

“Las negociaciones hacia un acuerdo ambicioso crearán un impulso positivo para nuestra alianza estratégica más amplia”, señaló el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, en el pleno del Parlamento Europeo (PE), reunido en Estrasburgo.

“La CE sigue comprometida con entablar un diálogo positivo con China”, tanto en la reunión de alto nivel de ministros y comisarios de la UE con Pekín del próximo día 24 en Bruselas, como en la cumbre entre ambas partes el próximo 21 de noviembre en Pekín.

Allí se espera el anuncio formal del inicio de las negociaciones para un acuerdo de inversión entre la UE y China para mejorar los flujos de inversiones directas entre dos de los bloques económicos más importantes del mundo.

Ambas citas serán “importantes pasos” en la construcción de una relación a largo plazo que beneficia tanto a la UE como a China, señaló De Gucht.

La decisión de iniciar las negociaciones para un acuerdo bilateral de inversión fue tomada en la XIV cumbre entre la Unión y China celebrada en febrero de 2012 en Pekín.

En mayo la CE pidió a los Estados un mandato para abrir las negociaciones con China.

Esa fue la primera solicitud cursada por el Ejecutivo comunitario para lograr un acuerdo de este tipo separado de un tratado de libre comercio desde que la inversión exterior directa se convirtiera en una competencia exclusiva de la UE bajo el Tratado de Lisboa. El próximo día 18 este asunto figurará en la agenda del Consejo de Comercio de la UE, donde los Estados miembros discutirán si dan a la CE el mandato que necesita para negociar en su nombre con Pekín.

 

Inversión bilateral

De acuerdo con el comisario belga, el nivel de inversión bilateral entre la UE y China se encuentra todavía “muy por debajo de lo que uno podría esperar de dos importantes bloques económicos”.

Los flujos de inversión extranjera directa entre la UE y China están aumentando, pero solo representan el 2,1% del total de las inversiones directas en el exterior de la Unión, señaló.