Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

WASHINGTON

El embajador de Nicaragua en Estados Unidos, Arturo Cruz, y la directora del Banco Mundial para América Central, Laura Frigenti, firmaron un convenio para un préstamo de 20 millones de dólares, con el fin de apoyar la fase inicial del nuevo Programa de Políticas de Desarrollo de Nicaragua, que busca reducir la pobreza y tener un buen impacto en los indicadores sociales.

“Con este programa esperamos que se aplique un sistema para monitorear el crecimiento de los niños menores de dos años, y que se incremente el número de nacimientos que tienen lugar en instituciones de salud”, dijo Laura Frigenti, Directora del Banco Mundial para América Central.

“El financiamiento también impulsará la modernización de los sistemas administrativos en instituciones públicas, la calidad técnica de las prácticas pedagógicas de los docentes de primaria y el aumento de la cobertura de agua potable en las zonas urbanas, así como el número de funcionarios acreditados bajo el nuevo sistema de profesionalización del servicio civil”, explicó. Este apoyo al Programa de Políticas de Desarrollo en Nicaragua es parte de la Alianza Estratégica de País para Nicaragua 2008-2012, y se basa en las operaciones de apoyo presupuestario anuales para comprometer al gobierno en la implementación de reformas políticas.

Las líneas de acción del programa buscan mejorar la administración pública, el acceso a educación, servicios de agua de calidad y de saneamiento, y de salud para mujeres y niños. También buscan reducir la desnutrición crónica en niños y aumentar la transparencia en la rendición de cuentas del sector público.