•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En los próximos días el Gobierno de Nicaragua estará presentando ante la Asamblea Nacional, AN, una propuesta de ley con la cual pretende en 2014, iniciar una transformación del modelo productivo de los cafetales y que estará centrada en mejorar los niveles de producción.

“En los próximos días vamos a estar incorporando una propuesta de ley para atender el asunto del café, una propuesta que implica un nuevo modelo de producción donde el sector privado inyecte capital a largo plazo”, señaló Iván Acosta, titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Mhcp.

Acosta señaló que han estado trabajando en la propuesta junto a los productores y representantes del Sistema Financiero Nacional desde octubre de 2012 y que la idea es que el sector privado coloque recursos a largo plazo en el café.

“Debemos atacar los temas de productividad del café, no es posible que estemos igual que hace 60 años, produciendo un promedio de 11 quintales por manzana”, señaló Acosta.

Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic, indicó a inicios de esta semana que el sector comercial de los departamentos cafetaleros del norte del país, en este caso, Jinotega, Matagalpa, Estelí, Madriz y Nueva Segovia, dejarán de percibir unos US$26 millones, debido a la pérdida de unos 400,000 quintales de café en el ciclo productivo 2013-2014.

Cambio en estructura productiva

El Gobierno espera iniciar el programa de transformación de los cafetales en 2014 y para eso “estamos enviando esta propuesta”, indicó Acosta.

“Nosotros esperamos que en 2014 se inicie todo un programa de transformación de los cafetales, el cual duraría unos cinco años; esto será un cambio en la cultura productiva del café, queremos transformar y renovar los cafetales para que tengan un impacto en el desarrollo económico del país”, señaló.

En los primeros meses del año, la cosecha de café en todos los países centroamericanos fue afectada por un brote de roya que dañó el 35% de las plantaciones, por lo cual la Organización Internacional del Café, OIC, proyectó la pérdida de hasta 600,000 quintales en la producción de Nicaragua en el período 2013-2014.