Máximo Rugama
  •   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ubicados 35 kilómetros hacia el norte de la ciudad de Estelí, los pobladores de la zona de la Reserva de Miraflor, apuestan por diversificarse en la producción, impulsando acciones amigables con el medio ambiente y reduciendo cada vez más el uso de químicos que contaminan el agua, el ambiente y los terrenos.

En ese ámbito, los habitantes de 54 comarcas que son compartidas territorialmente por los municipios de Estelí, Condega, La Concordia y San Sebastián de Yalí, llevan a cabo un proyecto de mejoramiento genético de ganado bovino.

El esfuerzo cotidiano, su iniciativa organizada a través del Foro Miraflor, y el respaldo de un programa especializado del Gobierno, han permitido que estas acciones se materialicen con la ejecución de acciones tendientes a crear reservorios de agua de lluvia, que son utilizados con varios fines.

Para German Ramírez, coordinador del Foro, una expresión organizada de los comunitarios, quienes trabajan sin tomar en cuenta la protección del medio ambiente apuestan al caos y la autodestrucción.

El ingeniero zootecnista Gregorio Jirón, quien labora desde y para el Foro, considera que es de vital importancia manejar de forma equilibrada la producción ganadera y otras tareas, sin menoscabar el medio ambiente, porque el Foro Miraflor es, precisamente, la entidad que comaneja el Área Protegida de Miraflor (declarada así desde 2004) .

También porque entre más ganado de calidad haya, menos se vulnerarán los terrenos. “No es lo mismo que un productor tenga tres vacas para obtener 18 litros de leche, cuando una sola le pueda dar eso y más, porque se tiene datos de vacas paridas que producen 21 litros.

Detalló que desde esa perspectiva deben procurar programas y proyectos de manera sostenible en la ganadería bovina, y también el mejoramiento en el hato.

Recordó que en el momento crítico (por la falta de pastos y reservas alimenticias) realizaron una encuesta para determinar la cantidad de reses, tipos, razas y edades que había en la zona de Miraflor (15 de abril al 15 de mayo pasados).

Se especulaba antes de la encuesta parcial, que la zona producía alrededor de 5,000 litros de leche, pero el estudio reflejó que en la etapa crítica saca más de 10,000 litros de leche diarios.

También determinaron que el 96% se vende en el mercado de Estelí, y un 4% lo consumen los naturales del lugar.

Los especialistas calculan que la producción lechera se cuadriplica en el período de invierno. Actualmente, los datos reflejan que se aproxima a los 40,000 litros.

Por ello, Jirón señala que esta es una contribución a la soberanía alimentaria no solo de los pobladores de la zona, sino de la población urbana de Estelí.

Captación de agua de lluvia

Al explicar sobre las tareas del mejoramiento del ganado bovino, destacó el apoyo brindado por un programa que impulsa el Gobierno central, que es monitoreado y está bajo el control de la delegación departamental del Ministerio de Agricultura y Ganadería en Estelí.

Para ello, hay un convenio especializado con el programa que garantiza un porcentaje del proceso del mejoramiento genético.

Junto a esto, impulsan la captación de agua de lluvia, con varios propósitos (a los productores les brindan asistencia técnica) para que a los estanques ya existentes les den el uso adecuado.

Con esto se evita el problema endoparasitario en el ganado. Por ello han determinado que el reservorio sea ubicado en un lugar determinado y que luego se lleve el agua por tubería hasta piletas donde sea tratada y que las reses la beban limpia.

Antes llevaban el ganado y este se introducía a los estanques y contaminaba el recurso al introducir sedimentos.

De igual manera, orientan a los productores que los excedentes de agua los aprovechen en los riegos de forrajes para la alimentación de los semovientes, que haya una ganadería organizada y no seguir con el pastoreo libre, que muchas veces se excede, y esto se contrapone con la visión de las áreas protegidas.

De igual forma, que puedan cultivar peces como tilapias en los estanques sería otra forma de alimentación segura para los moradores de la zona, que también es rica en la producción de papas y legumbres, y que además cuentan con un lindo paisaje.

 

15,000 CABEZAS

Antes de la encuesta se manejaba que en el territorio la población bovina era de unos 8,800 animales, pero la misma detalló al final que hay más de 15,000 cabezas de ganado bovino.
Esos datos aumentarán en un 30%, porque la encuesta no abordó a todos los 325 pobladores que se consideran productores agropecuarios. Existe un agregado de más de 150 que saldrán en el estudio de invierno.
En Miraflor se estima que hay más de 25,000 cabezas de ganado, sumando las categorías de lactantes (terneros) en desarrollo (vaquillas, toretes y novillos), así como los adultos.
El ingeniero zootecnista Gregorio Jirón dijo que buscan mecanismos para implementar canales seguros, porque a Miraflor llegan intermediarios a comprar la leche o los derivados lácteos para luego vender a precios exorbitantes a los consumidores finales.
Una libra de cuajada en la zona no supera los C$20, sin embargo, en Estelí actualmente la venden entre C$30 y C$35.
Por ello trabajan en un centro de acopio para beneficiar al consumidor, y evitar que se vulnere la calidad del producto.