•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El uso de fertilizantes para potenciar la producción agrícola es tan importante que actualmente existe una variedad de estos productos a la medida de los suelos y los cultivos, que son denominados como “inteligentes”.

Manuel Álvarez, secretario de la Junta Directiva de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, señaló que el uso de fertilizantes es clave para incrementar los rendimientos productivos entre un 50 y 60%.

“Una siembra no produce más que una mínima cantidad de lo que debería producir si no se usa fertilizante, el fertilizante hace producir la semilla”, señaló Álvarez.

No obstante, Mario Hanón, gerente general de la distribuidora de productos agrícolas Formunica, señaló que el mercado de fertilizantes a nivel mundial ha evolucionado a tal punto que a los nutrientes primarios como el nitrógeno, fósforo y potasio se les sumaron otras enmiendas tales como calcio, magnesio, azufre, boro, zinc, manganeso y azufre.

Las enmiendas son productos a base de calcio, magnesio y azufre que vienen orientados en diferentes cantidades, incluso para corregir el pH del suelo.

“La fertilización típica que comenzó con lo que se llamó la Revolución Verde hace más de 50 años, ha evolucionado porque se ha tratado de ver el tema de una manera más técnica en términos de necesidades de las plantas, orientando la fertilización de una manera más inteligente, de acuerdo a las necesidades de las plantas”, indicó Hanón.

Deben usarse adecuadamente

Róger Sandino, ingeniero agrónomo de la compañía Agrícola Santa Lucía, productora de maní en León, Chinandega, Granada y Boaco, manifestó que es vital que la fertilización se haga de manera adecuada, de acuerdo a un análisis del suelo para conocer los nutrientes que requiere para complementarlo.

“Hay que ver qué otras necesidades; hay que tomar en cuenta el tema del clima, de la relación agua-suelo-planta. Hay una nueva generación de productos que deben ser aplicados según la textura del suelo y de otros elementos a considerar”, indicó el experto agrónomo.

Por su parte, el directivo de Formunica comentó que las nuevas enmiendas trabajan sobre las condiciones del suelo para que el aprovechamiento de los fertilizantes sea mayor y permita el ahorro de los mismos.

“Por ejemplo: un suelo excesivamente ácido necesita de una enmienda para nivelarle el pH de una manera en que haya más disponibilidad de aquellos nutrientes que ya están en el suelo. Entonces yo puedo disminuir mi fertilización si tengo un buen programa de enmienda donde yo vaya a corregir cualquier problema en el suelo para favorecer un mejor aprovechamiento del fertilizante”, agregó Hanón.

Los más novedosos

El representante de Formunica señaló que entre los nuevos productos para la fertilización existen compuestos de liberación controlada o liberación lenta, que son aquellos que van liberando los nutrientes poco a poco en diferentes períodos: de uno a tres meses, de 3 a 7 meses, y de 7 a 9 meses según el cultivo.

 

"Hoy en día la fertilización moderna no solo involucra aplicar lo viejo y lo tradicional que es el NPK (nitrógeno, fósforo y potasio) sino que trata de identificar otras necesidades para buscar cómo suplirlas".

Mario Hanón

Gerente General de Formunica