•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua es un país donde su economía descansa en el sector agropecuario, sin embargo, es uno de los que tienen los rendimientos más bajos de la región en cuanto a la producción de rubros tan sensibles como el maíz, el frijol, el café y la papa.

“No podemos negar el rezago estructural de nuestra economía con respecto a Centroamérica, particularmente en el sector agropecuario”, señaló el productor de granos básicos Armando Sevilla, de la zona de Nueva Guinea.

mapa2

En maíz, por ejemplo, Nicaragua ocupa el último lugar en rendimiento, muy por debajo del resto de países centroamericanos, aunque con diferencias poco marcadas, salvo en el caso de El Salvador, cuyo rendimiento es mayor a 45 quintales por manzana, lo que duplica al de Nicaragua que es de 21 quintales por manzana.

Datos del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, indican que el maíz ocupa la mayor superficie agrícola cultivada del país y que a su cultivo se dedica la mayor cantidad de productores.

En el caso del frijol, el país ocupa junto a Guatemala y Honduras el segundo lugar en rendimientos en la región, por encima de Costa Rica y por debajo de El Salvador.

Hemos mejorado muy poco

Danilo Saavedra, Gerente de Desarrollo Institucional de la Fundación para el Desarrollo Tecnológico, Agropecuario y Forestal de Nicaragua, Funica, indicó que en los últimos años ninguno de los rubros ha mejorado su “productividad promedio”, porque siempre se toman como referencia áreas buenas y malas.

“Por ejemplo, en el caso del maíz la productividad promedio anda por 21 quintales por manzana, pero hay zonas como en Jalapa donde algunos productores logran rendimientos de hasta 80 quintales”, señaló Saavedra.

El funcionario de Funica explicó que la propuesta al Gobierno ha consistido en que se deberían desarrollar proyectos piloto de reconversión, en zonas con potencial como Jalapa, Nueva Guinea, Pantasma y Quilalí “que son las tierras donde hay mejores rendimientos en los cultivos”, indicó.

Por su parte Mario Hanon, Gerente General de la empresa distribuidora de productos agrícolas Formunica, señaló que si bien es positivo el avance que han tenido algunos rubros en cuanto a la productividad, también es cierto que todavía nos falta mucho por hacer.

“Falta bastante qué mejorar en los rendimientos que tenemos en nuestros cultivos tradicionales, este es un país donde los rendimientos en el maíz oscilan entre 20-30 quintales por manzana, mientras en El Salvador producen hasta 100 quintales por manzana”, explicó Saavedra.

En la producción de arroz, Nicaragua ocupa el tercer lugar en cuanto a rendimiento, por encima de Guatemala y Costa Rica, y muy por debajo de El Salvador y Honduras. “La diferencia es que en los demás países de la región, la producción de arroz se concentra en áreas de riego, y los productores nicaragüenses destinan áreas de secano, en su mayoría en manos de pequeños productores”, señaló el productor de arroz, Álvaro Centeno.

Otros productos

En cuanto a la producción de sorgo, Nicaragua ocupa el tercer lugar en cuanto a rendimiento en la región, solo por debajo de Guatemala y El Salvador.

En el ajonjolí también ocupa el tercer puesto en cuanto a rendimiento, por debajo de Guatemala y Honduras. No obstante, en maní el país ocupa el primer lugar en rendimiento agrícola. Costa Rica ocupa el segundo lugar con un promedio de 20 quintales por manzana y en Nicaragua es de 55 quintales.

Danilo Saavedra, Gerente de Desarrollo Institucional de Funica, indicó que lo mejor sería que los rubros que tienen poco acceso al financiamiento logren alguna capitalización y eso estimularía la innovación.

En producción de tomate, Nicaragua ocupa el último lugar, muy por debajo del resto de países de la región. Los productores nicaragüenses tienen un rendimiento de 226 quintales por manzana, cuando el resto de países producen entre 400 y 600 quintales por manzana. Igual pasa con la cebolla y el cacao.

 

Maní y caña con ventaja

En otros rubros como el maní y la caña de azúcar, los rendimientos de Nicaragua son superiores a los del resto de Centroamérica, pero esto se debe a que estos productos son cultivados en su mayoría por grandes productores o empresarios muy tecnificados.

 

(Con la colaboración de Massiell Largaespada).