•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El vicepresidente de China, Ma Kai, expuso ayer ante la Unión Europea el compromiso de Pekín a mantener sus mercados abiertos, en un momento en que ambas partes van a iniciar la negociación de un acuerdo de protección de inversiones.

“Nos comprometemos a mantener la apertura de los mercados, ser prudentes a la hora de usar remedios comerciales y fomentar los intercambios y la cooperación entre nuestras empresas e industrias, además de dar prioridad al diálogo y las consultas para afrontar nuestras fricciones comerciales”, indicó en una rueda de prensa Ma.

El político chino se reunió ayer en Bruselas con el vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, y el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, en el marco del primer diálogo económico y comercial de alto nivel entre las dos partes desde el nombramiento del nuevo Gobierno chino.

Ma destacó igualmente que en el encuentro acordaron “adoptar más medidas” para expandir la cooperación en aduanas, inspecciones de calidad, derechos de propiedad intelectual y aviación civil, y ampliar el comercio de alta tecnología.

Ambas partes colaborarán más en las industrias innovadoras, respetuosas con el medio ambiente y eficientes desde el punto de vista energético.

Asimismo, subrayó la voluntad de las dos potencias de trabajar más estrechamente en foros multilaterales como la Organización Mundial del Comercio (OMC) para promover unos intercambios más abiertos y rechazar el proteccionismo.

Negociaciones para tratado

Sobre la negociación de un tratado de inversiones, Ma aseguró que su país “está disuesto a trabajar con la UE para agilizar el proceso”.

En ese ámbito, pidió que la UE tome “acciones concretas” para eliminar las dificultades a las que se enfrentan las compañías chinas a la hora de invertir en territorio europeo, incluidos los ámbitos de los visados y los permisos de trabajo.

“Tenemos total confianza en la recuperación de la economía europea y de la integración de la UE, y hemos reiterado nuestro compromiso de apoyar a la Unión Europea para responder a la crisis de la deuda soberana”, indicó Ma.

 

Progresos en la Eurozona

Olli Rehn, comisario europeo de Comercio, aseguró por su parte que la eurozona ha realizado “progresos muy sustanciales” en el último año y que las dudas en los mercados financieros han desaparecido gracias al refuerzo de la credibilidad de la política fiscal en los Estados comunitarios.

También se refirió a la “acción decisiva” del Banco Central Europeo para financiar los mercados de bonos y la mayor gobernanza económica con un marco a medio plazo para la consolidación de las finanzas públicas y el crecimiento y el empleo.

“Estamos experimentando una recuperación económica”, dijo Rehn, quien pidió a su vez “no caer en complacencia, pero mantener el impulso de construir la unión económica y monetaria, incluida la unión bancaria”.