•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Una de las razones que impide el desarrollo en las zonas rurales de Nicaragua son las brechas que existen entre lo que estudian los jóvenes, lo que producen los municipios y las ofertas de empleo que existen, advirtió hoy en un estudio la organización humanitaria Plan Internacional.

Así, por ejemplo, en el municipio La Libertad, Chontales , una empresa minera tiene 100 empleados, pero ninguno es habitante de dicho municipio, indica el estudio “Identificación de Oportunidades de Negocios y Empleo para Adolescentes y Jóvenes Hombres y Mujeres”.

Las razones, anota ese estudio, son que los estudiantes de La Libertad no son educados para ocupar un puesto en la compañía minera, ni para formar parte de la cadena de producción de los metales preciosos.

El estudio, realizado en 15 municipios de diversos lugares de Nicaragua en 2013, fue presentado ayer en Managua como una muestra de “las brechas entre lo que estudian (los jóvenes) y las oportunidades que tienen de generar ingresos”, explicó a Acan-Efe la representante en Nicaragua de Plan, Rosario del Río.

Otra brecha encontrada en el estudio es la del sexo y el trabajo. “Hemos identificado que la oferta para jóvenes mujeres se da en panaderías, peluquerías, en belleza, pero no en temas agrícolas, eso no es para niñas”, mencionó Del Río.

A pesar de que en los municipios estudiados se encontraron 16 “grandes empresas” y 35 cooperativas con un promedio de 500 empleos cada una, no hay posibilidades de nuevas plazas de trabajo, señala el estudio.

Saturación laboral

Por cada persona trabajando hay cinco aspirando al puesto, una saturación laboral que “incide en el abaratamiento de la mano de obra” y en la migración, advierte esa ONG en sus conclusiones.

A pesar de esto, las empresas no encuentran candidatos idóneos “por falta de formación o de experiencia”, de acuerdo al estudio.

“La educación en Nicaragua ofrece eso (conocimientos básicos), pero hay complementos fuera de las aulas que se necesitan, por ejemplo, el emprendimiento, la innovación, la creatividad”, dijo a Acan-Efe la responsable del Programa de Proyección Social de Telefónica, que patrocinó la investigación, Catalina Chávez.