•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La enorme variabilidad de los precios internacionales de los principales productos de exportación genera una gran incertidumbre en los productores, ya que no saben con exactitud cuánto les pagarán por su producción.

Para tratar de disminuir esa vulnerabilidad ante los vaivenes de los precios, alrededor de 3,000 pequeños y medianos productores serán capacitados y asistidos técnicamente a través del proyecto “Reducción de la vulnerabilidad del pequeño agricultor al riesgo de precios”, que será ejecutado por la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN y la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua, Bagsa.

“Este proyecto tendrá una duración de dos años y cuenta con recursos por US$1,000,000, donados por el fondo japonés y administrados por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento del Banco, del Banco Mundial”, manifestó Enrique Zamora, presidente de APEN.

Según Zamora, este proyecto lo que busca es proteger a los pequeños agricultores de los riesgos que conlleva la volatilidad de los precios de los alimentos en los mercados internacionales.

A inicios de 2006 y a mediados de 2008, los precios mundiales de los alimentos aumentaron en un 113%, según el Banco Mundial, sin embargo, desde inicios de 2013, los precios han caído.

Luis Arévalo, Gerente General de la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua, Bagsa, indicó que los únicos productores que utilizan instrumentos de gestión de riesgo en el país son los cafetaleros. “Pero es utilizado solo por el 5% de los mismos, estos son instrumentos financieros de opción de compra y venta de sus productos”, indicó Arévalo.