•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Estados Unidos redobló ayer los esfuerzos para mantenerse como “la tierra de las oportunidades” y principal receptor global de inversión extranjera, ante la creciente competencia de las economías emergentes.

011113 inversion global

El propio Presidente de EE.UU., Barack Obama, lo subrayó en un discurso ante más de un millar de empresarios e inversores de todo el mundo congregados en el hotel Marriot Wardman Park, de Washington, para participar en el primer foro SelectUSA, que busca reforzar a EE.UU. como destino privilegiado de las inversiones.

“EE.UU. es la tierra de las oportunidades. Eso no es un mito, es un hecho comprobado”, indicó Obama, quien subrayó que empresas multinacionales como Ford o Caterpillar están volviendo al país para generar empleo.

Obama instó a las empresas no estadounidenses a “aprovechar las tradicionales razones que hacen que EE.UU. sea el mejor lugar para hacer negocios”.

Con este objetivo, Washington ha lanzado un plan para atraer la inversión extranjera que utilizará por primera vez de manera activa y coordinada a las embajadas estadounidenses en el extranjero y ofrecerá un punto de contacto único a nivel federal para las empresas interesadas.

Hasta ahora, cada una de las agencias federales, además de los diversos gobiernos estatales y locales, actuaban de manera independiente, destacó Obama.

Cifras venían bajando

El nuevo plan dará prioridad, sobre todo, a aquellas inversiones que conlleven la creación de puestos de trabajo y se generará un índice de inversión para analizar las prácticas más eficaces.

Aunque los datos continúan ubicando a EE.UU. como principal destino de inversiones, la cifra ha venido bajando de manera continuada: en 2008 las inversiones extranjeras directas fueron de 318,000 millones de dólares y en 2012 fueron de casi la mitad, 166,000 millones.

Por ello, el subsecretario de Comercio Exterior de EE.UU., Francisco J. Sánchez, reconoció que “el principal desafío” que ha afrontado el país es que ahora debe “estar en el mercado, dando a conocer las ventajas de EE.UU. por su clima de negocios”.

“Antes ni siquiera teníamos que decirlo, simplemente venían, y todavía lo hacen, pero ahora tenemos mucha más competencia”, señaló Sánchez en entrevista con Efe en el marco del foro, que contó con la participación de ejecutivos de empresas líder en sus respectivos sectores, como Walmart, Deloitte, Dow Chemical y Google.

Pese a todo, aún con ventajas

Por su parte, los empresarios siguen reconociendo las enormes ventajas que ofrece el mayor mercado mundial, 300 millones de consumidores con un alto nivel de renta y una enorme inversión en investigación y desarrollo.

Sin embargo, no esconden sus preocupaciones acerca de la creciente confrontación política en Washington que provocó que a comienzos de octubre, y durante 16 días, la Administración estadounidense tuviera que cerrar parcialmente por falta de fondos.

“Hay una falta de confianza en EE.UU., muchas empresas están en pausa a la espera de un acuerdo fiscal (a largo plazo) en el país. Y eso crea mucha incertidumbre”, afirmó Larry Fink, presidente ejecutivo de Black Rock, uno de los principales gestores de fondos de inversión del mundo, en uno de los paneles.

Fink subrayó que las oportunidades son “enormes”, pero que la crisis fiscal solo ha conseguido un alivio temporal, puesto que el acuerdo entre republicanos y demócratas conlleva una nueva fecha límite para inicios del año próximo.

La reforma migratoria

Por último, los ejecutivos reclamaron como “acuciante” la aprobación de una reforma migratoria integral que facilite la contratación de trabajadores extranjeros y legalice la situación de los cerca de 11 millones que viven en el país indocumentados.

“Si se aprueba la reforma migratoria, EE.UU. puede ser simplemente imbatible”, dijo Andrew Liveris, presidente de la empresa química Dow Chemicals, sobre el potencial de la primera economía mundial.

Precisamente, la reforma migratoria es considerada por Obama como una de las prioridades de su segundo mandato pero, una vez más, la confrontación política en el Congreso mantiene en vilo su definitiva aprobación.  EFE

 

Reducir desempleo

(AFP) - El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lanzó ayer una nueva ofensiva para seducir a los inversores extranjeros, con el objetivo de reducir una tasa de desempleo aún alta cinco años después del inicio de la crisis en el país.

Frente a unos 1,200 jefes de empresas estadounidenses y extranjeras reunidos en Washington, Obama anunció la creación de una organización intergubernamental destinada a facilitar las inversiones en el país.

Tras la paralización del Estado las dos primeras semanas de octubre por una falta de acuerdo en el Congreso sobre el Presupuesto, Obama insistió en que “no hay mejor lugar en el mundo para hacer negocios, que Estados Unidos”.

Uno de los consejeros económicos de Obama, Gene Sperling, remarcó que esta iniciativa tiene como objetivo “sostener la creación de empleos en Estados Unidos”, donde la tasa de desempleo asciende a 7.2%.

 

"Los responsables al nivel más alto, yo incluido, vamos a hacer todavía más para llamar a invertir en Estados Unidos", sostuvo.

Barack Obama

Presidente de los EE.UU.