•   Europa  |
  •  |
  •  |
  • scacom

La Comisión Europea rebajó sus perspectivas de crecimiento para la Eurozona en 2014, a 1.1% del PIB, levemente inferiores a las anunciadas anteriormente (1.2%), pero destacó los “signos cada vez más importantes” de recuperación, que constituyen un “punto de inflexión”.

Según las previsiones de crecimiento publicadas ayer, martes, por la Comisión Europea, el bloque de 17 países de la moneda única registrará un crecimiento de 1.1% en 2014, una cifra levemente inferior al 1.2% pronosticado en mayo.

la economia eurozona

Este año, sin embargo, el PIB se contraerá 0.4%, sin cambios en relación al anterior pronóstico. En 2015 la expansión del PIB se acelerará para alcanzar 1.7%, adelantó la Comisión.

Estas cifras de crecimiento no tienen sin embargo comparación con las pronosticadas para Estados Unidos, que tendrá un crecimiento de 1.6% en 2013, de 2.6% en 2014, y de 3.1% en 2015.

Para la Comisión, no obstante, “hay signos cada vez más importantes de que la economía europea alcanzó un punto de inflexión”, señaló el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

“La consolidación fiscal y las reformas estructurales (...) crearon las bases de esta recuperación”, añadió.

Al presentar las perspectivas en una conferencia de prensa, Rehn señaló que los “ajustes en curso continuarán pesando en el crecimiento por cierto tiempo”, refiriéndose a la desaceleración del crecimiento económico de las economías emergentes.

Alemania, primera economía del bloque, sostendrá en 2014 esta recuperación económica, con un PIB en expansión de 0.5% este año, 1.7% en 2014, y 1.9% en 2015, según las previsiones.

Francia, segunda economía europea, escaparía a la recesión este año, con un crecimiento de 0.2%, y en 2014 registraría una expansión de 0.9%, menor a la pronosticada anteriormente (1.1%). En 2015 sería de 1.7%.

Para España la Comisión rebajó la previsión de crecimiento a 0.5% en 2014, en vez de 0.9%, y en 2015 llegaría a 1.7%.

Este año el conjunto de la Unión Europea, de 28 países, no registraría ningún crecimiento, en 2014 la expansión del PIB sería de 1.4% y en 2015 de 1.9%.

Un nivel de desempleo inaceptable

“Pero es muy pronto para cantar victoria: el desempleo continúa en un nivel inaceptable”, indicó Rehn.

La comisión prevé un desempleo del 12.2% de la población activa en la Eurozona, una cifra sin cambios en relación al anterior pronóstico. La Comisión revisó al alza su previsión de desempleo para 2014, situándola en 12.2% (12.1% anteriormente). Solo empezaría a bajar en 2015, según la Comisión, hasta 11.8%.

Grecia y España continuarán teniendo la mayor tasa de desempleo de la zona euro. En Grecia la cifra se mantiene sin cambios para 2013 en relación al pronóstico anterior (27%), aunque en 2014 bajaría a 26%, y en 2015 a 24%, según las previsiones europeas.

En España la tasa de desempleo pronosticada para 2013 sería de 26.6% frente al 27% anunciado antes. En 2014 bajaría levemente a 26.4%, según la Comisión, y en 2015 caería a 25.3%.

Rehn consideró “inaceptable” el nivel de desempleo y señaló que lo que necesita España es una combinación de crecimiento a mediano plazo con grandes reformas del modelo económico y un buen funcionamiento del mercado laboral, cuya reforma en 2012 “parece tener efectos positivos”.

Para el conjunto de los 28 miembros de la Unión Europea el desempleo sería en 2013 de 11.1%, en 2014 de 11%, y en 2015 de 10.7%.

 

Sanear las cuentas públicas

Bruselas continúa pregonando el saneamiento fiscal para salir de la crisis. “Debemos continuar modernizando la economía europea”, dijo Rehn.

La reducción del déficit público, a través de reformas drásticas y planes draconianos de ajuste fiscal, debería continuar.

El déficit público de los 17 países de la moneda única sería este año de 3.1%, en 2014 pasaría a 2.5%, y en 2015 a 2.4%.

Sin embargo las disparidades son importantes entre los 17. Italia se mantendría dentro de los criterios europeos, un déficit al menos igual o inferior al 3% del PIB, mientras que Bélgica, que registró en 2012 un déficit de 4%, lograría este año un déficit de 2.8%.

Pero España y Francia, que en mayo obtuvieron una prórroga de dos años más de la Comisión para alcanzar sus objetivos, no lograrán acercarse a los criterios europeos.

El déficit público de España será en 2013 de 6.8%, mayor que el 6.5% pronosticado por la Comisión y esperado por el Gobierno español. En 2014, cuando se preveía un déficit de 7%, la Comisión anunció un desajuste de 5.9%.

Pero en 2015 España se aleja definitivamente de la perspectiva de cumplir con los criterios europeos, ya que el déficit, según la Comisión alcanzará 6.6%.

Francia tampoco alcanzaría su objetivo. Este año tendría un déficit de 4.1%, en 2014 de 3.8%, y en 2015 de 3.7%.

En estos dos países la Comisión espera “serias reformas económicas”, indicó Rehn, que las considera “urgentes”.

El déficit para toda la UE sería de 3.5% en 2013, 2.7% en 2014, y 2.6% en 2015.