elnuevodiario.com.ni
  •   Tela, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, inauguró hoy un complejo turístico en el Caribe del país centroamericano cuya inversión inicial suma unos 120 millones de dólares.

"Este es un día muy especial para Honduras", enfatizó Lobo en su mensaje, además de recordar que la iniciativa para el proyecto inaugurado surgió hace 43 años, cuando el director del Instituto Hondureño de Turismo era el periodista Jacobo Goldstein, quien reside en Estados Unidos.

El gobernante se congratuló por el resultado que ha tenido la alianza público privada que ha hecho posible la construcción del proyecto Indura, Beach y Golf Resort.

"Los gobiernos apoyamos, pero el motor verdadero es la empresa privada", expresó Lobo, quien cesará como gobernante el 27 de enero de 2014.

Además, resaltó que el proyecto es amigable con el ambiente y favorecerá a las comunidades garífunas (afrodescencientes) cercanas y "contribuye a darle paz a Honduras".

El complejo turístico ha sido construido en la Bahía de Tela, departamento de Atlántida, una región de abundante belleza natural.

El presidente del Fondo Hondureño de Inversión en Turismo, FHIT, Camilo Atala, que aglutina a un grupo de empresarios locales que han invertido en la obra, dijo que la inversión hecha hasta ahora suma unos 120 millones de dólares y que aún hay espacio para construir más hoteles.

De las 312 hectáreas donde se ha construido el Indura, Beach y Golf Resort, solamente se ha utilizado la tercera parte, indicó Atala.

El empresario agradeció al Gobierno, inversionistas locales y a bancos privados de Guatemala, Honduras y Panamá, que también han hecho posible la obra construida frente al mar.

También resaltó que el proyecto representa "un bajo impacto ambiental y alto desarrollo sostenible" que en la primera fase ha generado 1,250 empleos directos y 3,500 indirectos.

Atala dijo que además se espera construir otros dos hoteles en el sitio.

El proyecto es el resultado de una alianza público privada en la que el FHIT es dueño del 51 por ciento de las acciones y el Instituto Hondureño de Turismo del 49 por ciento restante.

Los iconos del complejo turístico son un hotel boutique cinco estrellas, un campo de golf que por su tipo y belleza figura entre los mejores cinco en el mundo, y un proyecto residencial de primer nivel.