elnuevodiario.com.ni
  •   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El índice Dow Jones de Industriales cerró hoy por primera vez en su historia por encima de los 16.000 puntos, tras ganar un 0.69 % en una jornada de subidas sostenidas en Wall Street.

Al cierre de la sesión, ese índice avanzó 109,17 puntos para quedar en 16.009,99 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 ganó el 0.81 % (14.48 puntos) y se situó en 1.795,85.

Las mayores ganancias fueron para el índice compuesto del mercado Nasdaq, que avanzó el 1.22 % (47.88 puntos) y cerró en 3.969,15 unidades.

El Dow Jones, que había sobrepasado ligeramente los 16.000 puntos al abrir la sesión del lunes, perdió rápidamente ese nivel, de forma que hoy cierra por encima de esa barrera por primera vez.

La jornada se mantuvo en el terreno de las ganancias desde el inicio, con lo que rompió una racha de varios días consecutivos de ligeras pérdidas.

Los mercados estuvieron hoy impulsados por algunos datos positivos de la economía estadounidense, como la reducción de las solicitudes de beneficios de desempleo, que bajaron en 21.000, hasta 323.000 en la semana que finalizó el 16 de noviembre, la menor cifra desde finales de septiembre y un número inferior a las previsiones de los analistas.

El parqué neoyorquino también acogió favorablemente la aprobación del comité bancario del Senado de Estados Unidos, por 14 votos a favor y 8 en contra, de la designación de Janet Yellen para dirigir la Reserva Federal, Fed, en sustitución del actual presidente, Ben Bernanke.

Más de dos tercios de los valores del Dow Jones cerraron hoy en verde, encabezados por Intel (2.73 %), el banco JPMorgan Chase (2.00 %), y Visa (1.76 %).

Entre los pocos descensos, Caterpillar se dejó un 0,68 %, mientras que IBM perdió un 0,57 %.

Y entre los títulos tecnológicos del Nasdaq, Amazon subió un 1.75 %, Apple avanzó un 1.19 % y Google ganó un 1.15 %.

En otros mercados, el petróleo de Texas ganó un 1.7 % y cerró en 95,44 dólares por barril, mientras que el oro bajó hasta 1.243,6 dólares la onza.

La rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años bajaba hasta el 2,791 %, mientras que el euro ganaba posiciones ante el dólar y se cambiaba a 1,3482 dólares.