•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los ingresos por las exportaciones de malanga y quequisque hasta octubre de este año sumaban US$5.06 millones, un 42.2% menos que en el mismo periodo de 2012, cuando estas contabilizaban US$7.2 millones. El principal problema de esta reducción en los ingresos se debe—según Roberto Argüello, productor y exportador de estos productos—a que la producción en el país se ha reducido drásticamente.

La demanda mundial de raíces y tubérculos ha aumentado un 30% este año, sin embargo, la producción nacional apenas crece a un ritmo del 8% y los rendimientos por manzana han pasado de 130 a 60 quintales, debido principalmente al desgaste de los suelos y a la falta de semilla de alta calidad.

Señala que desde la Comisión de Raíces y Tubérculos de APEN, trabajan contra reloj en la certificación de las plantas empacadoras y exportadoras ya que el próximo año, las que no estén certificadas no podrán exportar sus productos al mercado norteamericano.

¿Cuál es el principal problema que enfrentan los productores y exportadores de raíces y tubérculos?

El principal problema que enfrentan los productores es lo referente a la calidad, el crédito y los rendimientos de la producción. En cuanto a los exportadores es la falta de producto para enviar a los mercados internacionales. Es decir que la falta de producción está limitando el acceso fluido al mercado porque la demanda internacional crece al 30% y la producción nacional un 8%. Otro problema que tenemos es en aduana, allí el tiempo de despacho de la carga es muy lento y otro problema es en la emisión de certificados fitosanitarios.

¿Cuáles son los rendimientos por manzana?

Hace algunos años, los rendimientos por manzana de quequisque eran de 12 a 130 quintales y un producto de primera calidad y hoy en día los rendimientos rondan de 50 a 60 quintales por manzana.

¿A qué obedece que han bajado los rendimientos en la producción?

Se debe a problemas de semillas, a la rotación de suelos, estos ya están cansados y hay que hacer rotación de cultivos, a los problemas fitosanitarios, a las enfermedades y las plagas. Todos esos factores han influido en la calidad de la producción. En los últimos meses muchos clientes internacionales han estado pidiendo de este producto, pero les decimos que no hay, y por eso se han reducido las exportaciones.

¿Los exportadores a quiénes les compran la materia prima?

En algunos casos los exportadores también son productores y en la mayoría de los casos, se lo compramos a los pequeños productores.

Entiendo que el INTA ha estado trabajando con nuevas variedades, ¿qué ha pasado con eso?

Lo que pasa es que eso dilata y se hace en parcelas pequeñas para reproducir la semilla. Pero el problema es que hay poco material para sembrar comercialmente. Tal vez hay para sembrar 10 manzanas, pero nosotros necesitamos sembrar 8,000 manzanas.

¿Ese es el total del área cultivada de raíces y tubérculos?

No, esa cantidad es solo de quequisque, de yuca hay como 16,000 manzanas en todo el país y unas 2,000 manzanas de malanga y 300 manzanas cultivadas de jengibre.

¿Cuántos empleos generan los productores de raíces y tubérculos?

Solo los productores de quequisque generamos 240,000 empleos en cada cosecha, son 10 personas por manzana y cultivamos 8,000 manzanas.

Generamos alrededor de 80,000 empleos anuales, porque empleamos a unas 10 personas por manzana cultivada.

¿Cómo están los precios de estos productos en el mercado internacional?

Este ha sido el año de los precios históricos, pero no los hemos aprovechado porque no tenemos suficiente producción. Actualmente el precio en el mercado internacional anda por los US$45 la caja de 18 kilos, y el año pasado costaba US$25 la caja.

¿A qué se debe ese incremento en los precios?

Porque no existe suficiente oferta, no solo en Nicaragua, sino en todos los países que son productores de raíces y tubérculos. La demanda ha crecido y la oferta ha disminuido.

¿Cuáles son los principales mercados de este producto?

Estados Unidos y Puerto Rico, este es un producto étnico que consume la comunidad latina y caribeña.

¿Cuáles son los trabajos que realizan desde la Comisión en APEN?

Hemos estado ayudando a las plantas a certificarse para poder exportar porque en el país existen alrededor de 20 plantas empacadoras y exportadoras, pero solamente ocho se han certificado y el próximo año la planta que no esté certificada no podrá exportar a los Estados Unidos.

¿Por qué no podrán exportar?

Porque es una exigencia de la Food Droug Administration, FDA, de los Estados Unidos. Tienen que estar certificadas en Buenas Prácticas de Manufactura, BPM, Buenas Prácticas Agrícolas, BPA y HACCP, es decir, Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos, así como la trazabilidad.

¿Por qué no todas se han certificado?

Porque requiere de muchas inversiones, remodelación en infraestructura, tiempo y asistencia técnica. Pero todas estas plantas están en proceso de certificación.

¿Los costos de exportación de ustedes son más altos que el resto de Centroamérica?

Claro, el problema es que nosotros no tenemos puerto en el Caribe y entonces tenemos que sacar la producción por Puerto Cortés, en Honduras y Puerto Limón en Costa Rica, eso nos incrementa en más de US$1,300 por contenedor. Tenemos esa desventaja en relación con esos países vecinos porque ellos también exportan esos productos.

 

¿Quién es?

De profesión economista con una especialidad en economía mundial. Roberto Argüello, cuenta con más de 20 años de experiencia en la producción y exportación de raíces y tubérculos, actualmente es el Gerente y Propietario de la empresa exportadora Frutas y Vegetales de Exportación, Fruvex. Fue el primer exportador de raíces y tubérculos del país, allá por los años ochenta y actualmente exporta un promedio de 40 contenedores anuales.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus