•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reafirmó sus expectativas de crecimiento para América Latina y el Caribe en 2009 en 3,2%, pero advirtió que la región enfrenta "muchos riesgos" en relación a los precios de materias primas, según un informe que divulgó el miércoles en Santiago.

"Según nuestra proyección central, el crecimiento del próximo año rondará al 3,2%, cifra cercana al promedio de los mercados emergentes", señaló el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su último informe para las Américas.

Para este año, el FMI proyecta un crecimiento para América Latina de 4,6%.

La región "podrá lidiar mejor con los actuales shocks mundiales que en crisis anteriores" debido al progreso que han hecho muchos países para mejorar su situación macroeconómica en la última década, agregó el documento.

"Esperamos que Latinoamérica lidie la actual crisis de mejor forma que otras previas. Esto se refleja en el progreso que muchos países de la han hecho para mejorar sus macroeconomías en la década pasada", explicó David Robinson, subdirector para el Hemisferio Occidental del FMI.

No obstante, América Latina enfrentará el próximo años "muchos riesgos", por una posible caída en el valor de las materias primas, sobre todo de los metales, el motor del crecimiento latinoamericano en los últimos seis años.

"El principal (riesgo) se origina en las perspectivas de los precios internacionales de las materias primas. Si bien permanecen en niveles elevados, los precios podrían descender aún más como ha sido la experiencia en previas desaceleraciones mundiales", señaló el informe.

El retroceso en el precio de las materias primas empeoraría los términos de intercambio regional en cerca de un 3% en 2009, mientras que un descenso del 10% en los precios de los commodities reduciría el crecimiento latinoamericano en aproximadamente 0,8 puntos porcentuales.

"Para la región en general, en los años recientes, el nivel elevado de los precios de las materias primas ha sido fundamental para impulsar el crecimiento y afianzar tanto la posición fiscal como externa", describió el informe.

Pero una caída en el precio de los alimentos y de los combustibles brindaría un alivio para países de la región, que sufrieron durante este año un brusco incremento de la inflación, que descendería en 2009 a un 6,6% frente a un 8,5% esperado para este año.

Para hacer frente a la crisis, el FMI recomendó a los países de la región "velar por el funcionamiento adecuado y eficiente de los sistemas financieros, con medidas destinadas a contener los riesgos de liquidez y la calidad de los activos, a través por ejemplo de la utilización de reservas de divisas para hacer frente a shocks excepcionales y transitorios.

El FMI recomendó también "defender los avances en materia de inflación".

"Lo realizado por políticas monetarias de la región en los últimos dos años ha contribuido enormemente a alcanzar metas inflacionarias a la baja", señaló el informe del FMI.

El organismo recomendó también a los países mantener una red de protección social para los hogares de menores ingresos.

En 2008, Perú liderará el crecimiento regional, con una expansión de su Producto Interno Bruto (PIB) de un 9,2%, seguido de Panamá (8,3%), Uruguay y Argentina (ambos 6,5%), mientras que Ecuador, con una expansión de un 3%, será el país que crecerá menos.

En 2009, en tanto, Panamá con 7,8% y Perú, con un 7%, serán los países que más crecerán en la región, mientras que se espera que Venezuela lidere las bajas, con una expansión de un 2%.