Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Los precios del petróleo cayeron nuevamente este miércoles en Nueva York, afectados por los temores de un hundimiento de la demanda mundial, ante el anuncio de una fuerte alza de las reservas petroleras en Estados Unidos y a dos días de una reunión crucial de la OPEP en Viena.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en diciembre terminó en 66.75 dólares, en baja de 5.43 dólares en relación al cierre del martes. En sesión cayó a 66.20 dólares, su nivel más bajo desde el 14 de junio de 2007.

En Londres, el barril de Brent con igual vencimiento pasó bajo los 65 dólares, a 63.96 dólares, su piso desde el 9 de mayo de 2007, cerrando en 64.52 dólares, en baja de 5.20 dólares.

Los operadores “están inquietos al ver caer la demanda, visto que Estados Unidos y Europa probablemente registren un deterioro de la economía mayor que el esperado”, explicó Bart Melek, de BMO Capital Markets. Alimentando esos temores, el informe semanal del Departamento de Energía (DoE) estadounidense mostró que “la demanda se hunde en Estados Unidos”, agregó el analista.

En las últimas cuatro semanas los estadounidenses consumieron 18.7 millones de barriles diarios en productos petroleros, en baja de 8.5% en relación a un año atrás, alentando los temores sobre una caída de la demanda. “La valorización del dólar favorece el movimiento, pero los fundamentos del petróleo se deterioran”, resumió Thierry Lefrançois, de Natixis.

“Nuestro pronóstico para el petróleo es nuevamente cuestionado por la caída del consumo, el alza de las reservas petroleras y la incapacidad de la OPEP para enfrentar la situación en una coyuntura de recesión”, agregó.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo realiza su reunión de emergencia el viernes en Viena para intentar contener la caída de los precios, con un barril que perdió más de la mitad de su valor desde julio pasado.