•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El bambú promete ser la madera del futuro en un mundo en el que el comercio de madera representa 600 billones de dólares, con la particularidad de que el 60% de lo negociado es ilegal y el 40% no es obtenible, según el señor John Vogel, Presidente de la compañía Ecoplanet Bamboo.

Así que ante la alta demanda de madera, que se incrementa día a día, el bambú se ha convertido en una alternativa viable para suplirla en más de 1,400 usos, convirtiéndose en un gran aliado de la conservación ambiental.

Existen muchos tipos de bambú y se han tejido grandes mitos alrededor de esta gramínea que por el hecho de que puede llegar a medir hasta 25 metros de alto pudo haber sido alimento idóneo para los dinosaurios herbívoros de mayor tamaño.

John Vogel y sus socios apostaron por el cultivo de esta especie de gramínea que está calificada, de acuerdo con el Vicepresidente de Ecoplanet, Bernard Vogel, como “un nuevo recurso renovable maravilloso con un suministro constante que puede crecer en tierras degradadas, lo que elimina la necesidad de destruir los bosques naturales y evita utilizar terrenos urbanizados que se necesitan para el cultivo de alimentos”.

Hace tres años empezaron a operar en Nicaragua y su inversión la realizaron en el Caribe nicaragüense, convencidos de que es una zona en la que se necesita generar empleo.

Emplean a 400 personas

En la actualidad cuentan con 1,700 hectáreas sembradas con bambú, plantaciones en las que emplean a 400 personas y en las que han invertido hasta el momento unos US$9 millones de un total de US$30 millones.

“El proyecto contempla sembrar 5 mil hectáreas de bambú y si tomamos en cuenta que en 1,700 hectáreas empleamos a 400 personas, es fácil advertir el impacto en la economía de comunidades como La Esperanza, Calderón, La Fonseca, La Mosquitia y Ciudadela, en la región de El Rama”, dijo el señor John Vogel.

La visión a futuro es lograr establecer una ciudadela industrial para procesar el bambú y transformarlo en paneles, pisos y carbón, lo que pretenden lograr en alianza con transnacionales, con la condición de que el valor agregado y la tecnificación queden en Nicaragua, según indicó Vogel.

Líderes en seguridad ocupacional

Asimismo, el titular de Ecoplanet destacó que se han esforzado por cumplir con todo el marco legal de operación vigente en Nicaragua, enfocándose en la Ley General de Higiene y Seguridad en el trabajo.

Para tal fin, cuentan con un sistema que garantiza la seguridad de sus trabajadores y un ambiente saludable, que incluye la instalación de filtros para proveerles agua potable segura; también han instalado servicios higiénicos en las plantaciones y cuentan con un dispensario, sin olvidar que todos los colaboradores pagan seguro social y cuentan con un seguro de vida.

 

Galardón a la excelencia

Una serie de condiciones básicas para los trabajadores y otros beneficios que les procuran hicieron que esta compañía fuese acreedora del galardón a la excelencia como empresa líder en el área de higiene y seguridad ocupacional.

“Sabemos que con nuestra inversión estamos contribuyendo a dinamizar la economía de nuestro Caribe; sin embargo, este galardón y el hecho de que el Banco Mundial haya asegurado nuestro proyecto nos compromete a seguir trabajando y a seguir creyendo en el bambú como el cultivo que sacará a flote esta región y que impactará la economía nacional a través de sus exportaciones”, señaló John Vogel.