•  |
  •  |
  • AP

Los principales mercados bursátiles latinoamericanos descendieron el jueves por tercer día consecutivo, ante el temor de los inversionistas de que la caída en los precios de las materias primas y las pérdidas en los derivados financieros estén acelerando una recesión regional.

El hecho de que los fondos de inversión de alto riesgo estén vendiendo sus activos tampoco ayuda en nada al panorama.

Al cierre de operaciones, el índice Bovespa de Brasil perdió 3,6% en una sesión volátil, colocándose en 33.819 puntos, luego de haber perdido 10,2% el miércoles, mientras los inversionistas se deshacían de sus papeles ante el temor de que una recesión mundial tenga un impacto especialmente grave en la mayor economía latinoamericana.

Para intentar detener la fuga de capitales, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva eliminó el jueves el impuesto a las transacciones financieras, liberando a los inversionistas extranjeros de las cargas que el gobierno aplica a algunos activos.

La moneda de Brasil se fortaleció a 2,30 reales por dólar, de 2,40 del cierre previo, luego que el banco central anunció sus planes de vender 50.000 millones de dólares en contratos a futuro a fin de detener la caída. El real ha perdido el 35% de su valor desde agosto.

El principal índice de la bolsa argentina, el Merval, repuntó 2,4% el jueves para cerrar a 963,7 unidades, luego de haber perdido el 20% de su valor durante los últimos dos días, ante el temor de que el plan de la presidenta para nacionalizar los fondos privados de pensiones termine por afectar el acceso de las empresas al capital privado.

"Pese a la suba del día de hoy, el mercado está con mucha incertidumbre. El mercado está descontando una difícil situación financiera para el gobierno", dijo a AP Juan Ignacio Di Santo, operador de Puente Hermanos Sociedad de Bolsa.

En México, el IPC perdió 5,3% para ubicarse en 17.799 puntos, mientras el descenso en el valor del peso aumentaba las pérdidas en derivados financieros de las empresas mexicanas. El peso se debilitó a 14,3 por dólar en la mañana del jueves, lo cual provocó que el banco central vendiera mil millones de dólares de sus reservas para contrarrestar las pérdidas.

La moneda mexicana se recuperó a 13,4 por dólar hacia el final de la jornada.

En Chile, el IPSA subió 0,2%, a 2.396 puntos, mientras el colombiano IGBC cayó 3%, a 7.068,0, unidades.

Los mercados latinoamericanos tuvieron fuertes caídas esta semana, encabezados por Brasil y Argentina. La crisis económica mundial ha dificultado el acceso a créditos en toda la región y presionado los precios de materias primas como el petróleo, la soja y el cobre, reduciendo una fuente de ingresos clave para la región.