•  |
  •  |
  • END

El sector vivienda está resultando golpeado por la crisis financiera internacional, que aquí se traduce en el aumento de las tasas de interés, incremento de las primas, combinado con la disminución de la capacidad de pago por el congelamiento de los salarios, afirmó Stalin Peña, Presidente de la Asociación Centroamericana para la Vivienda, Acenvi.

El empresario se refirió al tema luego de participar en la inauguración del XVII Encuentro Centroamericano sobre Renovación Urbana y Reactivación Económica. “Es preocupante (la crisis financiera) y creo que deben encontrarse grandes soluciones a muy corto plazo”, subrayó.

Peña recordó que recientemente la tasa de interés para el crédito hipotecario subió uno por ciento en el país, además de que el Sistema Financiero Nacional endureció las condiciones para el otorgamiento de préstamos, lo que impacta en una reducción del desarrollo del mercado habitacional.

El presidente de Acenvi mencionó además el fuerte golpe que han estado recibiendo en los últimos años por los increíbles incrementos de los precios del petróleo y los materiales de construcción.

Agregó que en Nicaragua los costos para construir se han elevado casi un 70 por ciento por los aumentos en transporte, energía y materiales de construcción, a la vez que la demanda de casas bajó hasta un 70 por ciento.

Dijo que a pesar de que el precio internacional del petróleo ha bajado, aún no se traduce la reducción en los valores de los materiales de construcción.

“Nos encontramos con que tenemos una oferta existente, casas construidas, lotificaciones, pero la demanda poblacional no está”, expresó.

Los urbanizadores anunciaron recientemente el incremento de un 1% en la tasa de interés para los créditos hipotecarios por parte de la banca local, lo que hizo que la tasa fija pasara de 10.5 a 11.5 por ciento.

Peña señaló que los plazos aún se mantienen, pero que la elevación de la tasa o la prima significa quitarles la posibilidad de comprar una casa a un amplio sector de la población.

Sin embargo, el presidente de Acenvi consideró que la medida de los bancos tiene lógica, ya que ante la crisis se han visto en la necesidad de protegerse, tratando de no aprobar crédito riesgoso y los obliga a estar alertas sobre los financiamientos que otorgan. Señaló que las medidas bancarias afectan a la población y la industria del sector habitacional, que ha visto reducido sus proyectos.

Otros más positivos
Dionisio Chamorro, miembro de Acenvi, cree que la crisis financiera internacional no impactará mucho en Nicaragua, pero mencionó el fuerte golpe que sí están recibiendo por las alzas constantes en los materiales de construcción como el cemento y el hierro, pero por otros factores.

Sin embargo, consideró que la crisis impactará indirectamente al país, porque las remesas familiares se reducirán y la capacidad de pago del país se verá reducida.

Propuso que la construcción se enfoque en metas menos tradicionales, más hacia la vivienda de interés social, con costos máximos de 50 mil dólares, que tiene enorme demanda en el país, y no las de 100 mil dólares o más, que ya es un mercado saturado.

Guillermo Díaz, Secretario de Acenvi, señaló que la crisis financiera afecta al sector, pero todo depende de la voluntad política del gobierno y del interés de inversión del sector privado, porque las oportunidades para invertir existen, ya que hay mercados que están necesitando ser atendidos.

“Se necesita unir esfuerzos y solo hace falta el aval del gobierno”, opinó, tras señalar que el sector alto y medio-alto de vivienda serán los más impactados.

En el XVII Encuentro Centroamericano de Renovación Urbana, que concluye este viernes, Peña señaló que entre los temas que se programaron para exponer están la política monetaria en Nicaragua y sus efectos en el sector vivienda; titulación y el proyecto de Ley de Vivienda Digna, entre otros.