• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La posible adhesión de Estados Unidos y Vietnam al Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica, conocido como TPP por sus siglas en inglés, supone un reto para los sectores cafetalero y textil de Nicaragua, aseguró ayer Thomas Andrew O’Keefe, director del Instituto de Servicio Exterior del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, de Estados Unidos.

En un conversatorio con representantes del sector privado, organizado por la Cámara de Comercio Americana, Amcham, el funcionario estadounidense señaló que el TPP podría traer “complicaciones” para Nicaragua, pero también refirió que esto podría ser el punto de partida para que este país haga mayores inversiones en infraestructura y educación.

El acuerdo multilateral de libre comercio de la Alianza Transpacífica se formó con el fin de reducir las barreras arancelarias y no arancelarias, para impulsar el comercio y la inversión. Fue creado en 2006 con la participación de Chile, Brunei, Nueva Zelanda y Singapur en 2006.

En la actualidad Australia, Malasia, Perú, Estados Unidos y Vietnam están negociando su adhesión, y otros países incluyendo México, Canadá y Japón, están considerando hacerlo, al igual que Colombia y Costa Rica, entre otros.

“Podría causar un impacto negativo para el sector de confecciones y el sector café en Nicaragua, porque uno de los países que está incluido en las negociaciones para establecer un TPP es Vietnam, el cual es un país altamente competitivo a nivel global”, señaló el especialista norteamericano.

Invertir en educación

En este sentido Diego Vargas, presidente de Amcham, señaló que Nicaragua debe invertir en más educación para lograr una producción con mayor valor agregado, para que la industria textil no “se quede en lo básico” y pueda competir en el mercado internacional.

“Hay que entender que la educación es la parte clave (...) daban ejemplos ahora de la inversión de Arnecom, como inversión mantiene un valor agregado mayor y el efecto de lo que sucede en otros países del mundo como Vietnam no afectan de manera directa este tipo de industrias”, indicó Vargas.

En ese sentido, Andrew O’Keefe consideró que este país tiene que empezar a elaborar productos más sofisticados y no utilizar solamente como ventaja competitiva la mano de obra barata.

“Lo que se necesita es empezar a elaborar productos en la maquila nicaragüense más sofisticados, que incorporen más tecnología, y eso requiere ingenieros nicaragüenses que sean más educados (capacitados) y eso va a implicar una inversión por parte del Gobierno en el sistema educativo”, expresó el estadounidense.