•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En abril pasado el Consejo Nacional de Hermanamientos Holanda-Nicaragua, LBSNN por sus siglas en holandés, decidió destinar una partida económica de 20 millones de euros (unos US$26 millones) para la evaluación y nuevos lineamientos de inversión en las ciudades hermanadas para el período 2013-2015.

Ronald Van der Hijden, director del LBSNN, llegó a Nicaragua para dar seguimiento a las actividades que desarrollan en los rubros de cacao, leche, agroindustria y turismo en 13 municipios del país.

¿Qué podemos destacar del hermanamiento que existe entre Holanda y Nicaragua?

El objetivo principal es apoyar a ustedes con desarrollo económico local, su potencial económico, que es necesario en términos de educación técnica a todos los niños y niñas, infraestructura y organización, que sirve para un buen desarrollo y equilibrio.

Nosotros allá tenemos programas de fortalecimiento institucional con las alcaldías y el sector privado; al mismo momento queremos aprender mucho de Nicaragua, pero la diferencia que existe entre Europa y América Latina.

Allá en Holanda el objetivo es que jóvenes y adultos conozcan qué pasa en el mundo, porque hay muchos cambios en el mundo actual.

En ese sentido este lazo con Nicaragua, que también está en desarrollo, sirve para cambiar nuestra mentalidad y nuestro enfoque de lo que pasa en el mundo.

¿Hay algún monto económico con el cual ustedes, como Holanda, están apoyando?

Sí, hay montos, pero no es lo principal, sino ofrecer nuestros conocimientos y no todos los errores que hacemos en Europa; lo más importante es garantizar a ustedes todos los aprendizajes en sus propias circunstancias.

Hay un programa de US$25 millones en hermanamiento en los últimos diez años y para los próximos.

Dentro de las localidades en las que están trabajando, ¿qué acciones impulsan?

Los hermanamientos tienen un carácter social, queremos que todos los niños y niñas vayan a la escuela; en ese sentido trabajamos en conjunto con el Gobierno, el Mined y el sector privado en este tema.

Los mismos hermanamientos en estos últimos años han cambiado su enfoque hacia la economía y tenemos la cooperación, por ejemplo, con APEN y con institutos financieros como Ceprodel, para ofrecer a empresarios, pequeños y medianos productores, líneas de créditos.

También actividades no financieras. Por ejemplo, APEN apoyó con planes de inspecciones a negocios para pequeños y medianos empresarios, y cuando ellos reciben crédito ellos dan asistencia técnica.

Hay mucho enfoque a programas de cacao en Jinotega y El Rama, leche en San Pedro, hortalizas en Jinotega, en Matagalpa el enfoque es más turístico y agroindustria en León, por ejemplo, que es diferente.

¿Por qué decidieron apoyar estos rubros como leche, agroindustria, turismo?

Durante esta visita en El Rama, yo entiendo que hay mucho potencial que todavía no se toma; pero hay un buen propósito, a nuestra opinión, de APEN para apoyar a los pequeños y medianos productores en la región.

APEN está hablando con empresas que puedan comprar y comercializar el cacao, por ejemplo.

En abril pasado definieron los lineamientos de este hermanamiento. ¿Qué seguimiento le han dado?

Firmamos un convenio con las alcaldías en el tema de fortalecimiento institucional y ahora estamos en el proceso de formar equipos; hay candidatos, pero todavía faltan algunos candidatos con la Asociacion de Municipios para hermanarse con Holanda.

Esperamos que todo esté listo antes de que termine el año.

¿Qué aprendizaje están dejando a los nicaragüenses?

Es importante combinar créditos con asistencia técnica, trabajar con base en un plan de negocios y plan de inspección y seguimiento; mejorar su contabilidad, el marketing, etcétera.

Al mismo momento, muchos pequeños y medianos empresarios tienen jóvenes y nosotros en conjunto con las mismas alcaldías y el Inatec estamos trabajando para ofrecer cursos técnicos.

En San Pedro, La libertad y El Rama, tenemos acuerdos en que los jóvenes productores de leche o carne pasen un curso técnico de veterinario y los resultados es que los jóvenes practiquen en las fincas de su mamá o papá y así hay menos muertes de vacas, por ejemplo.

Eso permitirá ganar en términos de producción e ingresos.

Estamos haciendo estudio para entregar más fondos de garantía porque todavía, en nuestra opinión, hay mucha limitante en que pequeños y medianos empresarios que tienen un potencial económico tienen límites de garantía.

¿En qué consiste ese fondo de garantía?

El concepto de hermanamiento estará poniendo parte de un fondo de garantía para respaldar créditos. Fondos hay para crédito en Nicaragua, lo que no hay es gente que pueda respaldar a los pequeños y medianos empresarios.

Alguien que cubra garantía solo para US$2,000 (sí hay), pero necesita (garantía para) US$7,000. Al estar respaldado con un fondo de garantía, cualquier microfinanciera o banco le puede prestar esa plata que necesita, porque al final el objetivo de este apoyo al sector económico es ser más productivo y generar más empleo.

 

¿Quién es?

Ronald Van der Hijden es director del Consejo Nacional de Hermanamientos Holanda-Nicaragua, LBSNN.

Desde muy joven se identificó con las causas sociales. En Holanda, su país natal, integró un movimiento para que la población tuviera acceso a viviendas.

Se graduó en Amsterdam como economista.