Ricardo Guerrero Nicaragua
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La discrecionalidad de los funcionarios de la Dirección General de Aduanas, DGA, en el manejo de las inspecciones físicas, la carencia de tecnología para la inspección no intrusiva y la ausencia de una ventanilla única para las importaciones aumenta los costos de transacción tanto a los importadores como exportadores nicaragüenses, según el informe de Institucionalidad Económica que publicó recientemente la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides.

Hauke Maas, economista principal de Funides indicó que si bien es cierto que en el ámbito del comercio transfronterizo, la agilidad de los procesos del comercio exterior ha “mejorado”, Nicaragua sigue teniendo “rezagos”, respecto a sus vecinos centroamericanos.

“Existen debilidades en la coordinación interinstitucional, las cuales prolongan la obtención de la documentación requerida para importar o exportar, la ausencia de una ventanilla única para las importaciones aumenta los costos de la transacción y la discrecionalidad de los funcionarios, introduce elementos de incertidumbre”, explicó Maas.

Señaló que en Nicaragua el costo de exportación de un contenedor es de US$1,140 y US$1,245 la importación, no obstante, en El Salvador por ejemplo, los costos son de US$980 para la exportación y US$970 para importar.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, indicó que los problemas que presenta la aduana es una realidad que se tiene que enfrentar.

“A pesar del diálogo que tenemos con el gobierno no hemos visto la voluntad política (que esperamos), para obtener mayores resultados en materia de facilitación de las aduanas”, señaló el dirigente de la cúpula empresarial.

Tribunal aduanero ha mejorado agilidad

El informe de Funides señala que la creación del Tribunal Aduanero y Tributario Administrativo, Tata, para dirimir los reclamos de los usuarios, ha mejorado la certeza y la agilidad.

Según las estadísticas del Tata, la mayoría de los recursos interpuestos por los comerciantes son aduaneros, aunque involucran menores cuantías.

“En lo que va del año, el Tata ha recibido 748 recursos aduaneros y 104 recursos tributarios, de los cuales se han fallado 746 casos y 106 están por resolver”, señala el informe de Funides.