elnuevodiario.com.ni
  •   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Wall Street cerró con un imperceptible ascenso y el Dow Jones de Industriales subió un 0,07 %, marcando su vigesimoprimer máximo histórico de 2013, en una jornada de moderación después del "rally" disparado por la decisión de la Reserva Federal de reducir su política de estímulo.

Al cierre de la cuarta sesión de la semana, el índice de referencia del parqué neoyorquino subió 11,11 puntos hasta los 16.179,08 unidades, tras una jornada en la que se movió en el límite entre las pérdidas y las ganancias pero que consiguió cerrar asomado a los números verdes y apuntándose un nuevo récord.

En cambio, el selectivo S&P 500 bajó un 0,06 %, perdiendo 1.05 puntos hasta las 1.809,60 unidades, y el índice compuesto Nasdaq restó un 0,29 % que rebajó 11,93 puntos hasta las 4.058,14 unidades.

Después de la espectacular carrera que las cotizaciones iniciaron ayer al conocerse que la Reserva Federal confirmaba sus temores de que la política de estímulo comenzara a aminorar sus inyecciones económicas (que a partir de enero serán de 75.000 millones de dólares y no 85.000 como hasta ahora), los mercados vivieron una sesión casi estática, de procesamiento del calado de la nueva situación.

El día "de resaca" posterior a la que fue considerada una de las jornadas más importantes de 2013 para la economía estadounidense estuvo marcada por las discusiones entre los analistas sobre cuál será el verdadero efecto de lo sucedido ayer y salpicada por algunos datos macroeconómicos de leve incidencia en las cotizaciones.

Primero, el Departamento de Trabajo informó que la cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos aumentó en 10.000 y se situó la semana pasada en 379.000, la más alta desde fin de marzo.

Este dato es solo aparentemente negativo, pues refleja las fluctuaciones que habitualmente ocurren en la temporada de fiestas cuando las empresas contratan trabajadores por poco tiempo, que luego son despedidos.

Además, el ritmo de ventas de casas usadas en noviembre bajó un 4,3 %, la tercera disminución mensual consecutiva, lo que hizo que la tasa anual de 4,9 millones de unidades, según datos de la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces.

El ritmo de las ventas en noviembre fue el más lento desde diciembre de 2012 y estuvo por debajo de los 5 millones de unidades que esperaba la mayoría de los analistas.

Con este contexto económico, el Dow Jones cerró con once de sus treinta componentes con ganancias, siendo las únicas destacables las de la petrolera Chevron, que ascendió un 1,22 %, las de la empresa de entretenimiento Walt Disney (1,07 %) y la tecnológica IBM (0,85 %). Las tres empresas mantuvieron esa posición predominante desde la media sesión.

En el lado de las pérdidas, el gigante minorista Walmart se encaramó con el dudoso honor de liderarlas, con unas pérdidas de 0,90 %, seguida de Microsoft (-0,87 %), la cadena de comida rápida McDonald's (-0,82 %) y la fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (-0,71 %).

Fuera de este índice, dos empresas que estuvieron hoy en el centro de la actualidad registraron pérdidas.

Por un lado, los grandes almacenes Target informaron de que 40 millones de tarjetas de créditos usadas en sus establecimientos habían sido pirateadas, lo que le hizo perder en bolsa de 2,20 %.

Por otro lado, Facebook, en el mercado Nasdaq, tampoco disfrutaba de una buena jornada (-0,94 %), después de que su cofundador, Mark Zuckerberg, anunciara que venderá 41,3 millones de acciones por un valor de 2.300 millones de dólares para poder pagar los impuestos que le corresponden.

En otros mercados, el petróleo de Texas cerró con 99,04 dólares por barril y el oro bajó hasta los 1189 dólares la onza.

La rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años subía de manera marginal hasta el 2,931 % y el euro perdía terreno frente al dólar, de forma que se cambiaba a 1,3657 dólares.