•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

WASHINGTON

Consumidores de EE.UU., optimistas

AFP. Los hogares estadounidenses recuperaron el optimismo en diciembre con relación a noviembre, según la estimación final publicada ayer por la Universidad de Michigan.

El indicador alcanzó 82.5, aumentando 7.4 puntos con relación al mes anterior y confirmando la primera estimación del índice publicada a inicios de diciembre.

Los analistas eran más optimistas, proyectando un incremento mayor del índice, a 83.3 puntos.

En noviembre, el indicador había sorprendido a los analistas, evolucionando al alza, pero su aumento (+1.9 puntos) había sido claramente menos espectacular.

Otro indicador de la confianza de los consumidores, publicado la semana pasada por el instituto privado de coyuntura Conference Board, también había detectado una recuperación del optimismo de los hogares en Estados Unidos en noviembre.

 

Bridgetown

Piden cabeza de ministro

EFE. La líder del opositor Partido Laborista de Barbados, BLP, Mia Mottley, pidió ayer la dimisión del ministro de Finanzas, Chris Sinckler, después de la última bajada de la calificación de la deuda de ese país caribeño.

“Chris Sinckler ha hecho más daño a las perspectivas a corto y medio plazo de Barbados y a las vidas y recursos de los barbadenses que cualquier huracán. Es casi antipatriótico seguir apoyando a Chris Sinckler como ministro de Finanzas”, defendió Mottley en una conferencia de prensa.

Mottley, que el pasado octubre ya presentó sin éxito una moción de censura contra Sinckler, le acusó ayer de ocultar que la economía local está en crisis y de no saber actuar para superarla.

“Estamos en una crisis profunda y el Gobierno ha perdido el control. El primer ministro y el ministro de Hacienda deben sincerarse con el país”, reclamó la dirigente política, quien consideró que “es hora de que las personas en posiciones de influencia antepongan a Barbados a otros intereses y actúen cuanto antes”.

 

Tegucigalpa

Medidas fiscales amargan Navidad

Germán Reyes, ACAN-EFE. El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, y el recién electo, Juan Orlando Hernández, les han amargado las fiestas de Navidad a sus compatriotas con la aprobación de un nuevo paquete de medidas fiscales, alegando que son para superar la crisis económica que atraviesa el país.

Se trata de la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión, que fue aprobada en la madrugada del sábado en una sesión de más de doce horas, a tres días de la Nochebuena, en un ambiente de mucha discusión por el rechazo de la mayoría de los diputados de la oposición.

La ley contempla aumentar del 12% al 15% el Impuesto sobre Ventas, ISV, que podría generar ingresos por 4,500 millones de lempiras (unos 217 millones de dólares) al país, según el ministro hondureño de Finanzas, Wilfredo Cerrato.

El paquete se suma a alrededor de una decena de medidas de ajuste económico que han sido aplicadas durante la gestión de Porfirio Lobo, quien cesará su mandato de cuatro años el 27 de enero de 2014.