•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Lo que inició como una fugaz idea entre amigos se ha convertido en menos de dos años, para la familia de Carolina Ramírez, en un pujante negocio de batidos de frutas naturales, con cuatro sucursales en Ticuantepe y Managua.

Frutanga es el nombre del negocio emprendedor que desarrolló Ramírez junto a su esposo en febrero del año pasado, el cual inició con cuatro colaboradores y actualmente emplea a dieciséis.

Este negocio es una de las setenta empresas a las que TechnoServe, a través del programa Impulsa tu Empresa, ha dado acompañamiento y asistencia técnica, lo que para Ramírez ha sido la punta de lanza hacia el éxito. Conozca su historia a través de esta entrevista.

 ¿Cómo nace la idea de crear este negocio?

Buscábamos un negocio que nos diera un flujo de caja efectivo. Empezamos a ver en qué negocios podíamos invertir. Un amigo nos comentó que había una empresa en Costa Rica que tenía una franquicia de batidos de frutas. No era nada novedoso, porque ya sabíamos que en todas partes existen los batidos de frutas; sin embargo, es cómo vendes la idea lo que hace que sea atractiva. Entonces le dije a mi esposo: aquí en Nicaragua hay estos negocios de manera informal, entonces podemos probar hacerlo de forma distinta. Aunque mi profesión es ser abogada, la cocina también me gusta como un hobby, entonces nos lanzamos a probar esa oportunidad.

 ¿Con cuánto capital iniciaron?

La inversión inicialmente era pequeñita. Lo que tuvimos que hacer eran las recetas, porque no teníamos el acceso a una franquicia que costaba en ese tiempo como US$2,000 o US$3,000 más los equipos. Entonces dije vamos a ser totalmente emprendedores y vamos a partir de cero. Me fui a Costa Rica, compramos algunos equipos, licuadoras, porque todo depende del equipo con el que trabajes, y me fijé en las recetas y empecé de forma empírica en mi casa dándoles a probar a las visitas. Comenzamos con un capital propio de unos US$2,500.

 ¿Cuándo salieron los batidos al mercado?

Mi hijo, que cursaba el tercer grado de primaria, le dijo a la directora de su colegio que yo hacía unos batidos deliciosos y le dijo que le llamaba la atención que en el colegio no vendiéramos batidos porque en el colegio no estaba desarrollada la cafetería. Lo que vendían eran jugos artificiales y Ranchitas. Fue así que nos dieron un espacio hasta que al final terminamos administrando la cafetería en un 100%. Lo curioso es que empezamos con una idea que iba a ser para mientras, pero cuando yo empecé a desarrollar la visión con una colaboradora que trabaja en esto, nos damos cuenta de que nosotros tenemos un gran potencial que aprovechar y dijimos: bueno, si tenemos tantas frutas en Nicaragua y no las aprovechamos, por qué no le damos el enfoque nutricional. No es solamente que te llene y sea rico, sino que te nutra. Mi esposo desarrolló el logo, que se llama Frutanga, en vez de ‘fritanga’ con fritura, ‘frutanga’ con frutas.

 ¿Cómo han logrado expandirse? Están en cuatro locales.

Actualmente hay tres locales a parte de esta central y ha sido exitoso. Empezamos en febrero del año pasado. Nuestra venta al público fue en el colegio de mi hijo, que ha sido nuestro primer agente vendedor. Está un local en la cafetería, otro en un “call center”, el público es totalmente diferente, y en un gimnasio. Son clientes totalmente antagónicos, porque unos son gente sedentaria que pasa más de diez horas sentada en sus oficinas y otros haciendo ejercicio y que se cuidan el cuerpo.

 ¿Qué plus les ofrecen a sus clientes?

El cliente puede escoger su mezcla, lo que hacemos es darle amplitud al cliente y el plus es que el cliente haga su combo y el costo depende (de ello). Todos cuando empezamos un emprendimiento lo vemos desde la parte económica, pero es bonito cuando va de la mano el impacto que podás hacer. De ahí que empezamos a crecer, diría yo, de una forma divertida, porque se ha dado de una forma espontánea.

 ¿Cuál ha sido el papel de TechnoServe en el desarrollo de esta empresa familiar?

Ha sido el mayor logro y bendición el haber recibido por parte de ellos una asesoría que ha sido fundamental para el crecimiento de esta empresa. Básicamente hay dos puntos que han sido elementales. El costeo en la parte contable, para saber cuánto te cuesta tu producto. Cuando empiezo a analizar mis costos me doy cuenta de que perdía un 20% en cada batido, entonces no era rentable. El segundo es que nos dimos cuenta de que necesitábamos ordenarnos y no se trataba de crecer y crecer sin control, sino bajo un orden. Para nosotros ha sido clave para impulsar nuestra empresa y yo estoy eternamente agradecida con ellos porque nos han permitido acceder a otros tipos de mercados, otro tipo de proveedores. La red que tenemos entre los empresarios nos ha permitido crecer entre nosotros mismos.

 ¿Cuántos empleos están generando?

Al inicio empezamos con cuatro personas y hoy somos dieciséis personas. Mis expectativas de crecimiento se han más que duplicado en menos de dos años.

 ¿Cuáles son las metas a mediano plazo?

TechnoServe nos ayudó a elaborar nuestro plan de crecimiento. Tenemos dos locales para abrirse en enero fuera de Managua. Estamos por definir eso, porque se trata de encontrar lugares rentables para el alquiler. Creemos que estarán ubicados en Carretera Norte y Carretera Sur, porque queremos expandirnos.

¿Quién es?

Carolina Ramírez es una nicaragüense originaria de Ticuantepe. Es licenciada en Derecho, pero amante de la cocina.

Desde febrero de 2012 inició junto a su esposo costarricense un negocio emprendedor de batidos de frutas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus