•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

En Honduras “es urgente” un “pacto social” para impulsar la gobernabilidad democrática, según lo plantea el director del Foro Social de Deuda Externa del país centroamericano, Mauricio Díaz Burdett, en un estudio titulado “Honduras: aportes para un plan de rescate”.

“Es necesario propiciar un gran diálogo nacional entre las distintas fuerzas sociales y políticas del país para negociar un pacto social de acuerdos mínimos que permitan impulsar la gobernabilidad democrática del país”, subraya Díaz Burdett en su estudio, que además supone “una propuesta desde la esperanza”.

El documento, al que tuvo acceso Acan-Efe, señala que también “hay que estar claros que no basta con lograr y firmar acuerdos”, sino que también “es necesario buscar los mecanismos para que se realicen efectivamente y que haya personas notables de nuestra sociedad que los puedan monitorear y darles seguimiento”.

La iniciativa del director del Foro Social de Deuda Externa de Honduras (Fosdeh) incluye una propuesta de rescate financiero, económico, político y social; el rescate del Estado y una nueva política monetaria para el desarrollo, entre otros aspectos.

El estudio de Díaz Burdett ha salido a luz en la víspera de la toma de posesión, el próximo día 27, del nuevo presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien asumirá un país inmerso en una crisis financiera y económica sin precedentes, con una deuda externa e interna que supera los US$5,000 millones de dólares.

En su opinión, no solo hay que pensar en que Honduras requiere de iniciativas que permitan superar los desafíos actuales que el Estado enfrenta en materia financiera y fiscal, sino también en el rescate del Estado hondureño como agente social, a fin de que pueda cumplir las funciones básicas que como Estado está llamado a desempeñar.

La principal función a cumplir es “la búsqueda del bien común, el bienestar colectivo”, subraya el estudio de Díaz Burdett.

La iniciativa que el Fosdeh propone exige un esfuerzo conjunto, con un contribuyente principal que es la ciudadanía, sin que ello signifique descartar el aporte que puedan realizar los gobiernos de otros países, instituciones financieras internacionales y los organismos multilaterales.

Estabilidad fiscal

En materia fiscal, el director del Fosdeh considera que Honduras necesita construir una política “que pueda robustecer las capacidades del Estado al tiempo de fomentar una estabilidad fiscal para que la inversión pública y privada pueda desarrollarse”.

Se trata, subraya Díaz Burdett, de una política fiscal estable, que no esté cambiando las reglas de aplicación de nuevos paquetes tributarios a la medida de las necesidades del gobierno de turno, como un aliciente a la inversión privada nacional e internacional.

El gobierno saliente que preside Porfirio Lobo acaba de aprobar un drástico ajuste económico que aumentó el impuesto sobre ventas del 12 al 15% a la mayoría de los productos y servicios.

A eso se suma un drástico incremento a los combustibles que entró en vigor ayer, con más de cinco lempiras (unos 25 centavos de dólar) al galón (3.8 litros) de gasolina superior.

Uno de los problemas del Estado hondureño en el campo fiscal es el deficiente sistema de recaudación, lo que para Díaz Burdett “es un asunto de altísima prioridad”.

“Un Estado que no puede captar suficientes recursos de la sociedad para cumplir las funciones y las prioridades que ha elegido, no solo no será un Estado capaz de promover la equidad y la justicia, tampoco será capaz de promover un desarrollo económico equilibrado, que beneficie a todos y todas”, indicó.

El estudio de Díaz Burdett también propone acciones en el campo de la inversión pública, educación, comercio, agricultura, laboral, uso eficiente del presupuesto del Estado, reducción de la violencia, planificación, medio ambiente e impulsar una reforma más profunda en el sector de la salud, entre otras.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus