•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Productos como el cacao, la chía, linaza, semilla de jícaro y cereales, son de gran demanda en el mercado estadounidense, y la empresa Disnic Food los está llevando a ese mercado natural de Nicaragua.

Los productores nicaragüenses, sin embargo, necesitan recibir capacitación y apoyo para conocer los métodos que se utilizan para el comercio exterior, considera don Johnny Morales.

Morales participó el año pasado como comprador internacional en la Expoapen 2013.

¿Qué resultados podemos destacar de su participación en la feria Expoapen 2013?

Expoapen siempre ha sido un vehículo de valiosa información y nuevos desafíos.

Cada año que participo encuentro novedades y excelentes oportunidades de negocios.

Mi empresa en USA se ha consolidado y diversificado como importador mediante la gama de productos que ofrece este evento.  Sin lugar a dudas, Expoapen es la puerta al desarrollo y evolución socio-económica de la Nueva Nicaragua.

¿Qué productos de la oferta exportable nicaragüense está demando Disnic?

Variedad de granos como el frijol rojo seda en primer orden; frijol negro,  cacao, chía, linaza, semilla de jícaro, rosquillas y cereales.

¿Qué aceptación están teniendo esos productos en el mercado estadounidense?

Indudablemente que la comunidad latina en Estados Unidos conserva y es fiel a sus raíces, especialmente gastronómicas. Amén de que son alimentos muy sanos y nutritivos.  El potencial es ir creciendo y su demanda muy estable.

¿En cuántas ruedas de negocios participó Disnic y cuántos contratos logró cerrar en Expoapen 2013?, ¿cuál fue el monto?

Se compartieron veinte ruedas de negocios y se consideraron US$250,000 en intenciones de compra inmediata.  Este monto estaría dirigido a la adquisición de 10 contenedores de frijol rojo seda, equivalentes a 44,000 quintales para el último trimestre del año que concluyó.

Y como compra global, estimo que importaré de 2 a 3 contenedores mensuales de este producto durante el año en 2014, amén de otros granos como el cacao, chía, linaza, semilla de jícaro, cereales, entre otros, lo que podría representar la compra de 30 contenedores adicionales, que en cifras se traducirían en US$750,000 para un gran total US$1 millón, como resultado de la participación en la feria de APEN.

¿Cree que los productores nicaragüenses tienen capacidad de volumen suficiente para cumplir con los contratos?

Positivo.  He tenido la oportunidad de visitar con muchos productores y representantes de varias cooperativas, el campo, las plantas, los centros de acopio, y la infraestructura y condiciones están bien tecnificadas. 

Asimismo, hay suficientes tierras y mano de obra para el cultivo.

¿Qué aspectos de la oferta exportable debe mejorar Nicaragua?

Se debe capacitar y apoyar a los productores en los métodos y directrices para el comercio exterior.  Sustraerse de medidas burocráticas y brindar mayor apertura a las condiciones de exportación.  Nicaragua es un país privilegiado en sus tierras.

Hay que cuidarlas, explotarlas y sobre todo apoyar al campesino en la productividad de su labor.

¿Cree que las Pymes nicaragüenses están haciendo un uso correcto de los instrumentos comerciales que tienen a su disposición para lograr exportar sus productos?

Las Pequeñas y Medianas Empresas, Pymes, cumplen un importante papel en la economía de todos los países. 

Pueden realizar productos individualizados en contraposición a las grandes empresas que se enfocan más en productos más estandarizados.

Sirven de tejido auxiliar a las grandes empresas.  La mayor parte de las grandes empresas se valen de empresas subcontratadas menores para realizar servicios u operaciones que de estar incluidas en el tejido de la gran corporación redundaría en un aumento de costes.

Existen actividades productivas donde es más apropiado trabajar con empresas pequeñas, como por ejemplo el caso de las cooperativas agrícolas.

Partiendo  de este contexto, mi opinión es que se debe otorgar crédito y honrar la confianza de su gestión.

La oferta exportable nicaragüense viene mostrando un ritmo sostenido, ¿cree que se podría seguir ganando terreno?

Categóricamente afirmativo. Nicaragua y el raudal de su riqueza agrícola ha dejado de ser anónima.  El género, exuberancia Y heterogeneidad de sus productos, amén de su excelente calidad la han ubicado en un escalafón codiciable y de mucho reconocimiento y respeto. 

Basta revisar los últimos boletines del crecimiento económico de Nicaragua en los últimos tres años, para confirmar que ha ido creciendo.

En el 2011, por ejemplo, fue del 2%, en el 2012 se disparó a más del 5%, y en el 2013 está por arriba del 4%.  Estos promedios demuestran y vislumbran que los mejores tiempos están por llegar.

 

¿Quién es?

Johnny Morales, Presidente de Disnic Food, que tiene sede en Miami, Florida.

Morales participó el año pasado como comprador internacional en la Expoapen 2013.