•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua se proponía sembrar 2,800 manzanas de algodón en el Pacífico en 2012, con el objetivo de reactivar el cultivo de ese rubro, que significó una importante fuente de ingresos en décadas anteriores.

De esa meta, se logró sembrar 1,600 manzanas, en una primera etapa, la que fue anunciada por el Gobierno.

“En los primeros días de enero (2012) estará lista la primera cosecha de las 1,600 manzanas de algodón que el Gobierno está impulsando en el Occidente del país”, manifestó a finales de 2011 Ariel Bucardo, titular del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor.

Grandes expectativas

Cuando el Gobierno presentó el plan de reactivar el cultivo de algodón, existían grandes expectativas sobre ese rubro.

090114 economia

Bucardo manifestó que esperaban rendimientos de entre 40 y 45 quintales por manzana, que les permitiría obtener aproximadamente 64,000 quintales en la primera siembra.

De igual manera, creó expectativas en el sector textil, que esperaba importantes ahorros en recursos, porque no se tendría que importar algodón de Asia y Estados Unidos.

Problema con el precio

En el 2013 no hubo siembras de algodón, confirmó el productor Ramiro Velázquez, debido a la caída del precio en el mercado internacional, que descendió hasta US$62 por quintal.

Actualmente los precios han subido a más de US$80, cifra que para los productores puede ser rentable.

A eso, opinó el empresario, se le pueden sumar las posibilidades que representa la nueva empresa Pride Denim Mills, que abrió operaciones en las instalaciones de la anterior empresa de zona franca Cone Denim.

Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección, Anitec, afirmó que hay pláticas preliminares entre los productores de algodón y los dueños de esa fábrica para reactivar la siembra de esa planta este año.

García destacó que lo importante es que hay un interés por continuar con la siembra del algodón.

Afectaciones por lluvias

Velázquez recordó que en la primera etapa de siembra de algodón, a partir del plan de reactivación propuesto por el Gobierno, se produjo un rendimiento promedio de 34 quintales por manzana.

“Hubo rendimientos de hasta 52 quintales por manzana, pero se dieron problemas por las lluvias. Alrededor de 200 manzanas (sembradas con algodón) se perdieron. Esos problemas afectaron el promedio de rendimiento”, aseguró Velázquez.

Se desmotivaron

El ingeniero Mario Paiz, conocedor del tema, dijo que los productores se desmotivaron por la caída de los precios.

“Cuando yo estuve (trabajando en algodón) se sembraron 2,500 manzanas”, afirmó Paiz. Eso fue en 2012.

Paiz dijo que los cultivos de algodón estaban ubicados en Nagarote, La Paz Centro, Tipitapa y León.

Otro aspecto que hacía interesante la reactivación del algodón es la desaparición de la plaga conocida como “el picudo”, según el experto.

“Después de 22 años (de no sembrar algodón), teníamos la idea de que todas las plagas habían desaparecido y así fue; como había pocas áreas y era esporádico, no hubo problemas de plagas y el costo de producción fue bajo”, aseguró.

Según Paiz, el proyecto se pensó con un costo de producción de US$860, pero el costo real fue menor, con un promedio de US$650.

Paiz confirmó que hubo buenos rendimientos: “Hubo productores que sacaron 54 quintales por manzanas, otros anduvieron por 48, y otros que no lo atendieron bien, por los 25 y 28 quintales, pero ya arriba de 40 era rentable”.

De la meta de las 2,800 manzanas, al menos en Chinandega, solo se lograron sembrar alrededor de 420, según la delegación del Magfor de ese departamento.

José Benito Espinoza, delegado del Magfor en Chinandega, dijo que no dio resultado ese plan, porque no hubo inversión en maquinaria nueva.

“No dio resultados. La procesadora era de las antiguas y lo que hicieron los productores fue cambiarle ciertos repuestos y no sirvió”, afirmó.

Según Espinoza, la reparación de la máquina para “demotar” costaría medio millón de dólares, pero cada tres días se recalentaba.

Dura competencia

En Chinandega, el algodón actualmente tendría que competir con otros rubros que están ocupando las áreas de tierra cultivables, como caña de azúcar y maní.

“De momento ni se está hablando de algodón... Se habla más de otros productos nuevos, como la chía”, aseguró el funcionario departamental.

 

Algodón orgánico

Según el productor Ramiro Velázquez, el rubro del algodón orgánico es interesante desde el punto de vista de los precios. En el país, aseguró, se siembran alrededor de 300 manzanas.

“El algodón orgánico no es nada despreciable, porque el año pasado el precio estuvo muy bueno. Llegó en un momento a alcanzar hasta US$200 por quintal”, afirmó.