•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Christine Yost es una estadounidense que viajó a Nicaragua en los últimos días de diciembre, en representación del Programa Global de Consultoría (GCP por sus siglas en inglés) de la Universidad de Ohio. Con ella viajaron 19 estudiantes de la Escuela de Negocios de esa universidad, con el propósito de poner en práctica sus conocimientos en empresas nicaragüenses.

Después de dos semanas en el país, realizando un arduo trabajo de consultoría en nueve empresas, con acompañamiento de estudiantes de la Universidad Americana, UAM, partieron de Nicaragua, dejando un reporte y proyectos concretos a las empresas que apoyaron.

Yost habló con El Nuevo Diario antes de finalizar su estadía en el país y se mostró muy feliz por conocer la cultura nicaragüense y la forma de hacer empresas.

¿Cuál es el objetivo de su visita en Nicaragua?

El objetivo principal del programa es llevar estudiantes de Estados Unidos a diferentes países del mundo, con el propósito de adquirir experiencias y aplicar sus conocimientos administrativos. La mayoría de estos estudiantes son de la Escuela de Negocios, con diferentes enfoques, como mercadeo o contabilidad. Ellos vienen a aplicar todos sus conocimientos que adquieren en Estados Unidos.

¿Por qué decidieron venir a Nicaragua?

El programa existe desde 1990 y ha recorrido diferentes partes del mundo, como Sudamérica, África, Asia, Europa, pero no había tenido la oportunidad de estar en Centroamérica. Queríamos visitar un país en Centroamérica, donde la experiencia fuera diferente, donde pudiéramos conocer otra cultura que no habíamos visto en otra región. Por otra parte, tenemos relación con estudiantes de Nicaragua, porque algunas personas que trabajan acá (UAM) estudiaron en la Universidad de Ohio.

¿Cuáles han sido los resultados de su trabajo en Nicaragua?

A nosotros nos ha gustado todo en Nicaragua. Es una bonita cultura, que ha gustado mucho a los estudiantes. Hemos visto que los estudiantes de aquí son bien amables y toda la gente de la universidad se ha portado muy bien con nosotros.

Visitamos Granada y San Juan del Sur, y lo importante es que no solo estamos trabajando con las empresas, sino también aprendiendo de la cultura de Nicaragua.

¿Cuál es el trabajo que han desarrollado con las empresas que han abordado y qué aportes les están dejando?

Los estudiantes están aprendiendo de las empresas y las empresas están aprendiendo de los estudiantes. Los estudiantes están aprendiendo a ser un poco más conscientes, porque han visto que los sistemas son diferentes. En Estados Unidos hay mayor acceso, mientras que en Nicaragua hay más limitaciones.

¿Cuál es la situación de los estudiantes de la UAM respecto a los estudiantes de Estados Unidos?

Es un programa muy interesante y único. Los 19 estudiantes que vinieron son de administración de empresas, cada uno con enfoque distinto en finanzas, mercadeo, contabilidad, alta gerencia y tecnologías, mientras que los estudiantes de la UAM tienen un enfoque diverso. Ellos saben de finanzas, comunicación, diseño, mercadeo, política, relaciones internacionales, entre otros. Es una dimensión mayor y pueden hablar de diversos temas, que requiere cada empresa.

¿Cuáles son las limitaciones que se encontraron en las empresas?

Todos los proyectos son diferentes. Un ejemplo es en el área de mercadeo, en el cual las empresas no tienen mucha información acerca de cómo llevar a cabo el mercadeo. No hay normas exactas para hacer mercadeo. En Estados Unidos se cuenta con información que le permite a uno saber cómo hacer mercadeo en una empresa, por lo tanto los estudiantes tienen una base más sólida.

A los estudiantes se les ha hecho difícil encontrar esa información en las empresas y han estado conversando con docentes de la UAM, para conocer un poco y que los ayuden con su experiencia. Así es que están aprendiendo mucho.

¿Cuál será el aporte que dejarán a las empresas?

Los estudiantes esperan dejar un aporte que suba el valor de las empresas con las cuales están trabajando. No es algo que las empresas dijeron vamos a participar porque lo necesitamos o no, pero son necesidades reales que tienen.

Por ejemplo, hay un pequeño hotel al que los estudiantes le están creando una página web para que los clientes hagan sus reservaciones en línea, en vez de que solo lo puedan hacer por teléfono. Además, se les creó las cuentas de Twitter y Facebook, entre otras redes sociales. Es algo tangible para esa empresa.

A otra empresa de transporte la están apoyando con la creación de su visión, misión y todo lo necesario para que se convierta en una empresa formal. También están haciendo un manual para entrenar personal de ventas. Algunas empresas quieren incrementar sus ventas, pero tienen problemas para entrenar a su gente.

¿Muchas cosas en tan poco tiempo?

Sí. Es mucho trabajo para tan poco tiempo. Los estudiantes han estado trabajando diario, alrededor de 10 horas al día. Realizan un trabajo en equipo y al final entregarán un reporte a las empresas con las que trabajaron y una presentación, para que puedan aclarar dudas.

¿Cómo seleccionaron a las empresas con las que trabajaron?

Yo vine en agosto (2013) y en conjunto con la directora del Programa Internacional de la UAM, Mary Espinoza, nos reunimos con Cadin (Cámara de Industrias de Nicaragua) y Amcham (Cámara de Comercio Americana de Nicaragua), y así se estableció relación con las empresas. Trabajamos con empresas muy pequeñas, como el caso del hotel, y con empresas grandes, como Kimberly Clark.

 

¿Quién es?

Christine Yost es docente de tiempo completo de contabilidad en la Universidad de Ohio, desde hace 20 años.

Tiene muchos años de experiencia en consultorías. Ha realizado alrededor de 13 viajes con el Programa Global de Consultoría a países de Europa, Asia y Sudamérica.

Su viaje a Nicaragua significó su primera visita a Centroamérica, y afirmó que espera volver con ese programa el próximo año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus