•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Miles de trabajadores, empleadores y el Estado contribuyen a partir de hoy con millones de dólares al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, con el fin de evitar su colapso en 2021, lo que le dará una inyección anual de al menos US$459 millones a partir de 2014.

“A partir de hoy ya se les está reteniendo la (nueva) cuota del INSS con la reforma” a los trabajadores, dijo el líder de la Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar” (CST-JBE), Luis Barbosa.

La reforma al Reglamento de la Ley de Seguridad Social establece un aumento de 6.25% a 6.50% la cotización que pagan los trabajadores con el fin de financiar a 31,000 víctimas de guerra, de acuerdo con un decreto del Ejecutivo.

También se elevó de 16% a 17% la cuota patronal a partir de 2014 y un punto porcentual más en 2015 y a partir de 2017 subirá al 19%, según el decreto.

Aumento a salario máximo cotizable

Además, se incrementó el techo al salario máximo cotizable desde 1,479 dólares a 2,166 dólares mensuales para 2014, el cual subirá a 2,854 dólares en 2015.

La norma establece que todo el que gane menos de 2,166 dólares en 2014, al cambio actual, deberá aportar el 6.50% de su salario a la seguridad social, como el resto de asalariados.

Anteriormente, todo aquel que ganaba desde los 1,479 dólares para arriba pagaba una especie de cuota fija, que no necesariamente era del 6.25% de su salario (que era la cuota laboral hasta 2013), sino unos 92.4 dólares mensuales.

La reforma no afectará a los altos funcionarios públicos ni trabajadores con salarios mayores a los 2,166 dólares al mes durante este año, explicaron las fuentes oficiales.

El Ejecutivo se ha comprometido a pagar 2% anual (entre 11.6 millones y 12 millones de dólares anuales) de la deuda del Estado con el INSS, calculada entre 580 millones y 600 millones de dólares, es decir saldarla en un plazo de 50 años.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus